SIRIA | RSF condena las torturas al caricaturista Ali Ferzat y a la periodista Hanadi Zahlout, aún detenida

27.08.2011 13:02

Reporteros Sin Fronteras condena firmemente los métodos represivos del régimen sirio, que sigue sin cambios mientras los medios de comunicación del mundo centran su atención en la batalla de Trípoli.

La tortura al famoso caricaturista Ali Ferzat y a la periodista detenida, Hanadi Zahlout, representan la forma en que el régimen trata a los que retan a la propaganda oficial y expresan opiniones diferentes.

Ferzat fue secuestrado por miembros enmascarados de los servicios de seguridad, alrededor de las 4:30 horas, en la Plaza Omeya del centro de la ciudad. Sus captores le fracturaron la mano izquierda que utiliza para dibujar y le quemaron el resto del cuerpo con cigarrillos. Finalmente, Fue abandonado al lado de una carretera cercana al aeropuerto con una bolsa en la cabeza. Le confiscaron efectos personales y algunos de sus dibujos más significativos.  Actualmente se encuentra en el Hospital Al-Razi.

Ferzat ha sido muy crítico con el presidente Bashar Al-Assad y el gobierno sirio desde el inicio de las protestas de marzo. El ex diplomático Ignacie Leverrier explicaba ayer en su blog de Le Monde: "La inspiración y la insolencia de los dibujos de Ferzat, llevaron a las autoridades sirias, en 2003, a prohibir su revista satírica Al Domari, a pesar de haber permitido su publicación unos años antes".

A su vez, se ha sabido que Hanadi Zahlout ha sido torturada, desde que fuera arrestada el 25 de julio. Sigue detenida.

Reporteros Sin Fronteras  también ha sabido que Myriam Haddad, periodista de la revista Mouqarabat, secuestrada en el Havana Café del centro de Damasco, el 11 de agosto, salió en libertad el 23 de agosto.

La organización tampoco se sorprende de saber que la mayoría de los ciber-cafés tienen instalado un software espía para vigilar la actividad de sus clientes. Las comunicaciones telefónicas también sufren cortes significativos desde que el ejército ha entrado en la ciudad.