LIBIA | RSF alerta del alto nivel de violencia y amenazas a periodistas

23.01.2014 12:16

Reporteros Sin Fronteras manifiesta su alarma ante los actos de violencia e intimidaciones a periodistas de las últimas semanas.

El último incidente es el secuestro de tres periodistas de la cadena Fezzan TVZeidan Al-Mahdi, Adel Al-Sharif y Abdallah Mohamed Abu Azbah – cerca de la base militar de Tamehint, a 30 km de Sabha, el 18 de enero. Fueron puestos en libertad 24 horas después,  gravemente heridos, y tuvieron que ser hospitalizados. Todo indica a que fueron secuestrados por leales a Gadafi cerca de la base.

El editor del diario Libya Al-JadidaMahmoud Al-Misrati, fue víctima de un atentado sin consecuencias, cuando una granada lanzada en un proyectil contra su domicilio, en Tripoli, explotó en un pilar del edificio sin causar daños. El periodista lleva los últimos seis meses recibiendo amenazas por teléfono y en las redes sociales.

Una situación similar a la de jefe de la cadena por satélite Al-Aan, Mohamed Al-Gharyani, que fue amenazado por el mes pasado después de que la cadena hubiera emitido su programa "Libya Rawa", donde una excarcelada política explicó las condiciones en las que había estado detenida. El individuo armado que insultó al periodista le acusaba de ser "secular" y le amenazó con cerrar la oficina y ordenarle que abandonase Libia. Gharyani también lleva recibiendo amenazas de manera continua los últimos meses.

"La revolución libia que depuso a Gadafi va a cumplir tres años, pero la situación sigue siendo extremadamente inestable y la seguridad en el país vive unos niveles caóticos. La casi ausencia de la aplicación de las leyes hace que los periodistas estén expuestos a constantes intimidaciones, amenazas, violencia, secuestros y hasta asesinatos", advierte RSF.

La organización reitera su gran preocupación por la situación que atraviesa el país y urge a las autoridades a poner fin al reino de las milicias y establecer un sistema judicial transparente que rompa el ciclo de impunidad de estos ataques y garantice la seguridad de los periodistas.