LIBIA | Los periodistas extranjeros, confinados en sus hoteles e incomunicados por Internet

04.03.2011 20:50

 

Reporteros sin Fronteras lamenta la forma en que el régimen de Muamar Gadafi está impidiendo a los periodistas cubrir las protestas contra el gobierno que han seguido a las oraciones este viernes en Trípoli. Desde empezó del levantamiento, a mediados de febrero, el régimen recurre a métodos inaceptables para imponer un bloqueo informativo sobre la forma en la que usa de la violencia contra la población civil.

A los periodistas extranjeros en Trípoli se les prohibió salir de sus hoteles esta mañana. Agentes de seguridad bloquearon cualquier intento de salir del céntrico Hotel Rixos, en el que están alojados los 130 periodistas invitados por el gobierno.

Con la amenaza de detener a quienes saliesen sin permiso, el portavoz del gobierno Ibrahim Moussa dijo que la presencia de periodistas en la calle podría provocar la violencia.

Internet está cortado desde ayer por la noche, después de semanas de interrupciones. El principal proveedor de servicios de Internet, colabora, al parecer, porque su propietario no es otro que Mohamed Gadafi, uno de los hijos del líder libio.

Como ya informó Reporteros sin Fronteras, la señal del operador de televisión por satélite Nilesat –que difunde, entre otras, las señales de Al-Hurra, Al Jazeera y Al Arabiya, lleva interferido desde el 23 de febrero. Son estos canales de televisión los que han estado proporcionando cobertura en vivo de los últimos acontecimientos y entrevistando teléfono a los residentes en Libia.

Las autoridades libias continúan estigmatizando a los medios de comunicación extranjeros. Muamar Gadafi se refirió a las televisiones extranjeras como "perros callejeros" el 21 de febrero, mientras que el ministro de Relaciones Exteriores advirtió que cualquier periodista que entrase de forma ilegal en Libia sería considerado como agentes de Al-Qaeda por las fuerzas leales a Gadafi.