LÍBANO | RSF condena la violencia empleada por la policía en las manifestaciones de Beirut

04.09.2015 17:34
Reporteros Sin Fronteras condena la violencia ejercida por las fuerzas de seguridad en Beirut en las últimas manifestaciones de protesta contra la crisis de la recolección de basuras. 
 
Los periodistas que cubrían la ocupación del ministerio de Sanidad, el 1 de septiembre, fueron expulsados por la policía, que empleó gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes que culpaban al ministro de la crisis. Los informadores que quedaron dentro del edificio fueron agredidos por los agentes que les confiscaron también sus equipos de trabajo.
 
“Es inaceptable que la policía libanesa utilice este tipo de violencia contra los periodistas”, afirma Alexandra El Khazen, responsable de la oficina de Oriente Medio y Magreb de Reporteros Sin Fronteras.
 
“Los periodistas no deben ser el objetivo de las fuerzas de seguridad. Se dedican a ejercer su profesión, que es informar. Condenamos por ello estos ataques, que ponen de manifiesto la determinación de las autoridades para impedir la cobertura mediática del uso de la violencia sin precedentes que se está empleando para dispersar las manifestaciones", añade El Khazen. 
 
Foutoun Raad, reportera de LBCI TV, que estaba en el interior del ministerio justo a 15 manifestantes, fue amenazada y agredida por una policía que la obligó a salir del edificio. En el informe que filmó posteriormente, ya fuera del ministerio, aseguró que tuvo que seguir emitiendo con su móvil porque le habían cortado el cable de transmisión.
 
Todo esto se produce en un contexto de tensión creciente en los últimos meses. El pasado mes de agosto, al menos una decena de periodistas fueron agredidos por miembros de las fuerzas de seguridad en las manifestaciones de los días 22 y 23. Algunos fueron esposados, agredidos con porras y apedreados, como mostró el video de la periodista de LBCI, Nada Andraos.