ISRAEL | PALESTINA | El ejército israelí bombardea la sede de la radio y la televisión Al-Aqsa

29.07.2014 21:27
Las fuerzas de defensa israelíes han bombardeado hoy, 29 de julio, las dependencias de la cadena de Hamás, Al-Aqsa, cerca del barrio de Nasser, al norte de Gaza. Pese a la destrucción de parte del material, la televisión sigue emitiendo desde sus estudios clandestinos.
 
Cuarenta minutos después se ha incendiado la sede de la radio de Al-Aqsa, en el edificio Al-Shourouq, también en Gaza, forzando a la suspensión de las emisiones tras el ataque. Ningún empleado ha resultado herido.
 
El edificio alberga varias oficinas de medios de comunicación, muchos de los cuales han sufrido daños. Las oficinas de Al-Aqsa en Al-Shourouq fueron alcanzadas por un misil israelí dos días antes, el 27 de julio. 
 
El ejército israelí ha atacado la decimoquinta planta del edificio, en Burj Al-Shurouq, que alberga la sede de la cadena, según explica su director Sa’ad Radwan. El ataque ha supuesto considerables daños físicos, incluida la destrucción de parte de los equipos.
 
Reporteros Sin Fronteras condena firmemente esto ataques a los medios de Hamás. El hecho de que sirvan para difundir propaganda no justifica convertirlos en blanco militar.
 
Cabe recordar que un comité de expertos formado por el fiscal del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia, ha especificado que los periodistas o medios de comunicación no son un objetivo legítimo por el hecho de difundir propaganda. "El ataque a objetivos civiles constituye cometer crímenes de guerra y serias violaciones del Convenio de Ginebra", afirma Christophe Deloire, secretario general de Reporteros Sin Fronteras, que pide que se identifique a los responsables de estos bombardeos. 
 
En los 22 días de conflicto bélico han muerto hasta la fecha alrededor de 1100 palestinos, 47 soldados israelíes y tres civiles israelíes. El 24 de julio murió Abdurrahman Abu Hina, de Al-Kitab TV, durante un bombardeo israelí en  Al-Shuja´iya, al este de Gaza. El ataque mató a 60 personas, incluido su hermano y abuelo.
 
El 23 de julio, Saber Ibrahim Nour Eddine, fotógrafo para la agencia alemana Deutsche Press-Agentur, resultó herido en otro ataque mientras cubría la retirada de los cuerpos de Al-Shuja’iya. Fue trasladado al hospital Al-Shifa, donde recibió tratamiento de emergencia. El día antes el periodista de AFP Sakher Madhat Abou Al-Aoun, también resultó herido en la cara por otro ataque del ejército israelí cerca de dicho hospital.