ISRAEL | Israel intimida a los periodistas españoles destacados en Gaza

02.08.2014 12:50

 

La portavoz de la Embajada de Israel en España acusa a la corresponsal de TVE en Jerusalén de activismo pro palestino

La sección española de RSF condena las acusaciones y defiende la neutralidad de los periodistas españoles

 

La sección española de Reporteros Sin Fronteras condena las acusaciones que la portavoz de la Embajada de Israel en España, Hamuta Rogel, ha hecho contra la corresponsal de Televisión Española (TVE) en Jerusalén y enviada especial a Gaza, Yolanda Álvarez. Desde su cuenta de Facebook, Rogel tachó a la periodista española de “activista” y dijo que sus crónicas están al servicio de Hamás.

 

La organización denuncia las incesantes presiones a las que los servicios diplomáticos israelíes en España someten a los periodistas y los medios de comunicación españoles. RSF España señala que dichas injerencias siguen siendo un obstáculo para la libertad de información, a la que se trata de amordazar y silenciar mediante la intimidación a una periodista independiente de un medio de comunicación público español.

 

“Rechazamos y condenamos las presiones e interferencias de la Embajada israelí sobre la enviada especial de TVE, que sólo tratan de impedir que se pueda elaborar información en la propia Gaza”, señala la vicepresidenta de RSF España, Macu de la Cruz.

 

"Es esencial recordar que la libertad de información es un  derecho universal y elemental en democracia y que hay que apoyar y valorar al máximo la labor profesional de los periodistas que trabajan sobre el terreno, siempre y en toda circunstancia, pero más aún cuando se trabaja en zonas de conflicto, o de guerra desigual, como es el caso en Gaza”, añade De la Cruz.
 

Reporteros Sin Fronteras defiende firmemente la neutralidad y profesionalidad de los periodistas españoles. De la misma forma, el Consejo de Informativos (Comité de Redacción) de  TVE condenó este viernes las acusaciones de la portavoz de la Embajada de Israel en España en contra de su corresponsal y defendió el “extraordinario” trabajo de Yolanda Alvarez, "que permite a los espectadores entender el impacto de los ataques israelíes sobre Gaza”. Este organismo también pidió el regreso de la corresponsal a Gaza, que tuvo que salir del país bajo por orden de la dirección de los servicios informativos de TVE.

 

Otras organizaciones profesionales españolas, como la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) o la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), también han denunciado estos hechos.

 

“Además de falsas, las acusaciones que lanza la Embajada sobre la corresponsal de TVE son especialmente graves porque la ponen en peligro”, apunta la vicepresidenta de RSF España. “Por todo eso, RSF-España pide a Israel que deje de utilizar a sus diplomáticos como agentes de presión y propaganda, y, a los medios de comunicación, que defiendan el trabajo de sus periodistas y no se dejen intimidar por estas burdas e inadmisibles maniobras de presión"

 

De acuerdo al testimonio de otros periodistas y medios de comunicación en España, la Embajada de Israel en España mantiene una perpetua una actitud de intimidación a los periodistas españoles. Empiezan por apuntar contra los periodistas antes que contra los medios, de una manera que son puestos en evidencia ante sus superiores. Otros medios de comunicación han confirmado estas presiones, en forma de denuncias, llamadas y visitas de los representantes diplomáticos de Israel.

 

El derecho a la libertad de expresión no puede amparar acusaciones que rozan el delito. Como a menudo se encarga de recordar Israel, la mayoría de la comunidad internacional considera a Hamás una organización terrorista. Acusar a una periodista de TVE que trata de cumplir con su obligación profesional de ser un activista al servicio de esta organización raya en lo criminal, lo que puede comprometer aún más la seguridad personal de Yolanda Alvarez.