ISRAEL | Aumenta la violencia del ejército israelí contra los periodistas palestinos

20.05.2014 15:56
Reporteros Sin Fronteras condena los disparos deliberados de balas de goma y el lanzamiento de gas lacrimógeno por parte de las fuerzas israelíes contra dos periodistas palestinos que cubrían los enfrentamientos entre soldados israelíes y manifestantes palestinos, el 16 de mayo, en Ramala. 
 
Issam Al-Rimawi, fotógrafo del periódico Al-Hayat Al-Jadida, y el fotógrafo freelance Abdalkarim Al-Museitef cubrían una marcha que acompañaba al funeral de dos jóvenes palestinos asesinados la víspera del aniversario de la catástrofe de Nakbe, en 1948. 
 
Rimawi fue herido en el hombro por una bala de goma y Museitef llegó a perder la conciencia por el efecto del gas lacrimógeno. Ambos fueron trasladados al hospital regional de Ramala. Según Rimawi, un oficial ordenó a sus soldados que dispararan deliberadamente en su dirección. "Los fotógrafos de prensa fueron objetivos de los militares en esta manifestación", añade. 
 
"Desafortunadamente este incidente no es un caso aislado", afirma Soazig Dollet, responsable de la oficina de Oriente Medio y Norte de África de Reporteros Sin Fronteras. "Estamos muy preocupados por el incremento del número de casos de periodistas palestinos atacados deliberadamente por las fuerzas de seguridad israelíes", alerta Dollet. 
 
Reporteros Sin Fronteras reitera su llamamiento a las autoridades israelíes, especialmente a las militares, para que respten la integridad física de los periodistas que cubren las protestas, y condena todos los ataques y la violencia que se ejerza contra ellos. 
 
El Centro Palestino para el Desarrollo y Libertad de los Medios (MADA) ha registrado 80 casos de violaciones de la libertad de prensa en lo que va de año por parte de las fuerzas de seguridad israelíes hacia informadores palestinos.
 
  • Uno de los últimos casos es de Abdul Hafiz Al-Hachlamoun, que tuvo que ser hospitalizado por el impacto de una granada de gas lacrimógeno el 22 de abril, en Hebrom. El periodista cubría los enfrentamientos entre estudiantes y militares israelíes. 
  • Dos días antes, el 20 de abril, cinco periodistas resultaron heridos en las inmediaciones de la mezquita de Al-Aqsa, en la que resultaron heridos también una docena de palestinos. 
  • El 14 de abril, las fuerzas de seguridad israelíes detuvieron brevemente a tres empleados de la agencia palestina Wafa – el fotógrafo Hudaifa Srour, el reportero Yazan Taha y el conductor Fadi Kifaya – cuando cubrían una manifestación pacífica contra el cierre de la entrada al pueblo de Nabi Saleh.
  • El 22 de marzo, seis periodistas fueron detenidos por las fuerzas de seguridad israelíes en Nablus. Entre ellos, un equipo del canal Dubai TV que hacía un reportaje cerca del puesto de control de Zaatara. 
  • El 15 de febrero el fotógrafo freelance Youssef Shakarna fue agredido por soldados israelíes en Betar Illit, un asentamiento israelí en Bethlehem. Shakarna preparaba un reportaje sobre la dificultad de los pelestinos para trabajar en Israel. Le confiscaron su cámara y tuvo que ser hospitalizado por sus heridas. El Sindicato de Periodistas Palestinos y el ministro de Información palestino organizaron una marcha tres días después para protestar por esta agresión y los demás casos de violencia contra periodistas palestinos.