IRÁN | Rohaní visita Francia: siete preguntas para el presidente iraní

26.01.2016 19:31

 

El presidente iraní, Hasan Rohaní llega este 27 de enero a París para una visita oficial y dará una conferencia de prensa el 28 de enero. Reporteros Sin Fronteras (RSF) sugiere algunas preguntas que se le podrían plantear.

 

1. Usted prometió un cambio "a favor de la libertad de expresión y la libertad de prensa" y se comprometió a "liberar a todos los presos políticos". ¿Por qué Irán sigue siendo una de las cinco mayores cárceles del mundo para los periodistas?

 

En este momento, Irán tiene detenidos a 20 periodistas profesionales y a otros tantos periodistas no profesionales en relación con su labor informativa. Desde que Rohaní fuera elegido presidente, el 14 de junio de 2013, al menos 50 periodistas han sido detenidos, en su mayoría por la Guardia Revolucionaria, y a algunos de ellos se les han impuesto largas penas de prisión. Se han cerrado once periódicos.

 

2. Usted es garante de la Constitución iraní, que dice que "las publicaciones y los periódicos son libres de expresar todas las opiniones excepto aquellas que perturban las bases del Islam y la decencia pública". ¿Por qué no la hace cumplir?

 

El artículo 24 de la Constitución de Irán garantiza la libertad de prensa. Sin embargo, el país ocupa el puesto 173, de 180 países, en la Clasificación Mundial 2015 de la Libertad de Prensa que establece Reporteros Sin Fronteras. Como garante oficial de la aplicación de la Constitución, Rohaní podría poner fin a esta inaceptable situación. En Irán existen al menos nueve organismos oficiales dedicados a imponer una censura que es claramente inconstitucional.

 

3. ¿Cómo es posible que el Líder Supremo, Ali Jamenei, nunca haya dado una conferencia de prensa ni haya concedido jamás una entrevista?

 

Aparte de unas pocas palabras al salir del hospital en septiembre de 2014, Ali Jamenei nunca ha respondido a las preguntas de los periodistas. El Líder Supremo de la República Islámica desde junio 1989 demoniza tanto a los medios de comunicación tradicionales como a los nuevos medios. Más de 300 medios de comunicación han sido cerrados por, presuntamente, ser "enemigos extranjeros dentro del país", miles de digitales han sido censurados y más de 500 periodistas y activistas de Internet han sido detenidos arbitrariamente, torturados y condenados a largas penas de prisión. Jamenei describe a Irán como el país más libre del mundo, pero nunca ha concedido una entrevista, ni siquiera a su propia página web.

 

4. Estados Unidos puede, obviamente, prestarse a operaciones de desestabilización en Irán, pero ¿por qué considerar sistemáticamente a todos los periodistas críticos como espías occidentales y traidores?

 

A los periodistas detenidos y encarcelados en Irán se les acusa, por lo general, ​​de "espionaje", de "colaborar con estados extranjeros, de "participar en planes de infiltración enemiga", de "actividades contra la seguridad nacional" o de "contactos con periodistas extranjeros". La amenaza de semejantes acusaciones paranoicas, que permiten a las autoridades a llevar a cabo "detenciones preventivas",  también se utilizan para silenciar a los periodistas e intelectuales iraníes.

 

5. ¿Cuándo va a pedir usted al Parlamento que reforme la ley de medios, que obliga a los periodistas a actuar como propagandistas del gobierno?

 

La ley de medios de 1986 (modificada en 2000 y 2009 para tener en cuenta las publicaciones digitales) permite a las autoridades comprobar que los periodistas no "amenazan a la República Islámica", "insultan al Líder Supremo", ni "difunden información falsa". Esta ley infringe claramente el Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

 

6. En la prisión de Evin de Teherán no se respetan ni los derechos humanos ni los derechos civiles. ¿Cuándo planea ponerle fin a esta situación?

 

La prisión de Evin es uno de los peores centros de detención del mundo, comparable al estadio de Santiago de Chile, en 1973, o al campo de detención de Guantánamo. Dos alas especiales de seguridad en Evin – las secciones 209 y 240- están controladas, respectivamente, por el Ministerio de Inteligencia y la Guardia Revolucionaria. Los nombres de los detenidos en estas alas especiales, entre los que se cuentan varios periodistas, no aparecen en los registros oficiales de la prisión, lo que constituye una infracción de la ley iraní. Ni siquiera al director de la cárcel se le permite visitar estas zonas.

 

7. Ustedes han sustituido "Internet Halal" por el "filtrado inteligente", pero en la práctica, la situación no ha cambiado y la Red sigue estando controlada. ¿Cuándo habrá libre acceso a Internet?

 

La relajación en la vigilancia y el control de Internet desde el fin de la era Ahmadineyad sólo es una fachada. El establecimiento de un "Internet Halal " simplemente se ha sustituido por un "filtrado inteligente" que sólo proporciona acceso selectivo y controlado a Internet y, sobre todo, a las redes sociales. La censura, oficialmente destinada a proteger al público de contenidos inmorales, se ha extendido a contenidos políticos, a la información acerca de la religión, a webs que hablan de los derechos humanos y, en especial, de los derechos de las mujeres.