IRÁN | Retrasos en los visados, bloqueo de Internet, nuevas detenciones y acoso a familiares de periodistas a dos días de las elecciones

12.06.2013 17:24

Reporteros Sin Fronteras condena el creciente acoso a los periodistas iraníes, y las restricciones a los extranjeros, los días previos a la celebración de las elecciones presidenciales, que tendrán lugar el 14 de junio.

A dos días de los comicios, las autoridades del país todavía no han gestionado los visados solicitados por la mayoría de periodistas extranjeros y muchos medios de comunicación han sido ya rechazados.

El embajador de Irán en París, Ali Ahani, aseguró, el 10 de junio, en una entrevista a France Culture, que las autoridades de su país han recibido más de un millar de solicitudes de visado -un centenar proveniente de medios franceses- y alegó que procesar las solicitudes lleva tiempo, pero que el consulado en París ya ha expedido al menos 30 visados.

Reporteros Sin Fronteras ha tenido conocimiento de las condiciones de algunos de losperiodistas que ya han obtenido sus visados y se encuentran en suelo iraní: se les ha prohibido cubrir los mítines de los candidatos reformadores, tienen restringida su libertad de movimiento y no pueden tener contacto con opositores al régimen, ni con sus familias, especialmente las de los presos políticos. Según un periodista extranjero, que prefiere mantener su anonimato, necesitan permiso del ministerio de Cultura y Orientación Islámica para cada salida. "Tienes que contar a quién vas a ver, cuándo y dónde", afirma.

Mientras tanto, la última semana se han producido dos detenciones de periodistas: Omid Abdolvahabi, reportero del periódico Mardomsalari, detenido el 4 de junio; y Hesamaldin Eslamlo, responsable de cultura del semanario Parsargard, el 8 de junio, en Sirjan. Se desconocen los motivos por los que han sido privados de libertad y siguen encarcelados. Sus detenciones elevan a 54 el total de periodistas e internautas encarcelados actualmente en Irán por difundir informaciones.

Desde el 15 de mayo la velocidad de la conexión a Internet ha disminuido y muchas webs han sido bloqueadas, incluidas algunas agencias oficiales, como la agencia Mehrnews, que estuvo varias horas inaccesible hasta que el fiscal general ordenó su reapertura. Al menos un centenar de periodistas que trabajan para el Estado iraní han escrito una carta protestando por el "bloqueo ilegal de las webs de noticias". El 8 de junio, la agencia de noticias ISNA confirmó la interrupción del acceso a Gmail.

Mientras, desde el ministerio de Inteligencia se sigue acosando a los familiares de los periodistas iraníes que trabajan para medios extranjeros. Arman Mostofi, jefe de Radio Farda, una emisora en persa, con sede en Praga, ha denunciado en un comunicado el acoso e intimidación al que están expuestos en Irán los familiares de 9 periodistas.