IRÁN | Muere el periodista Hoda Saber tras iniciar una huelga de hambre

15.06.2011 11:54

 

  • Llevaba diez meses encarcelado y había iniciado una huelga de hambre el 2 de junio
  • Reporteros sin Fronteras señala que "Las autoridades que lo detuvieron arbitrariamente fallaron en darle el tratamiento médico adecuado”

 

El periodista Hoda Saber murió en prisión el pasado 10 de junio. Fue trasladado al hospital con dolores en el pecho y falleció de un ataque al corazón pocas horas después. Las autoridades de la prisión de Evin no informaron a la familia, que se enteró de su muerte dos días después, por Internet.

 

"Enviamos nuestro más sentido pésame a la familia y a todos los periodistas iraníes", ha declarado el secretario general de Reporteros Sin Fronteras, Jean-François Julliard. "Las autoridades que lo detuvieron arbitrariamente fallaron en darle el tratamiento médico adecuado. Apoyamos la denuncia de la familia y pedimos la investigación en Irán de todas las muertes en prisión de periodistas y prisioneros políticos".

 

Saber, de 52 años, trabajó para Irán-e-Farda, y estaba encarcelado desde que fue detenido el 12 de agosto del año pasado. El 2 de junio de 2011 empezó una huelga de hambre para protestar contra la muerte de su colega, Haleh Sahabi. El 10 de junio los funcionarios de prisiones tardaron en enviarle al hospital, contradiciendo el artículo 103 del reglamento penitenciario.

 

Saber era una figura conocida de la oposición. Era la cuarta vez que había sido encarcelado en 10 años. En 2003, él, Reza Alijani -ganador, en 2001, del premio Reporteros sin Fronteras - Fundación de Francia- y Taghi Rahmani fueron condenados a cinco años de prisión tras un juicio secreto, supuestamente por "atentar contra la seguridad nacional y difundir noticias falsas para alterar la opinión pública". Seis meses después se redujo la condena a un año.

 

Según 64 presos políticos de la prisión de Evin, que dejaron un comunicado en el dormitorio de Saber el paso 13 de junio, el periodista fue devuelto a su celda dos horas después de ser llevado a la enfermería del hospital. A su regreso gritaba que lo habían golpeado, en lugar recibir tratamiento médico, y que iba a presentar una queja. Unas horas más tarde fue enviado al hospital Modares, donde murió.

 

El comunicado afirmaba también que, antes de empezar la huelga de hambre, Saber no tenía problemas de corazón.