IRÁN | Confirmada la pena de muerte a los blogueros Saeed Malekpour y Vahid Asghari

12.01.2012 11:12

El gobierno iraní continúa su política represiva contra periodistas e internautas. La persecución generalizada a la disidencia va en aumento. Reporteros Sin Fronteras ha escrito al Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Navi Pillay, para compartir su profunda preocupación y solicitar su intervención. El informe que sigue a continuación se adjunta también en la carta a Pillay:

 

Dos blogueros condenados a muerte

Los internautas encarcelados, Saeed Malekpour y Vahid Asghari, han sido condenados a muerte, acusados de insultar al Islam y de agitar a la sociedad contra el régimen. Según la familia de Malekpour, la sentencia fue confirmada en octubre de 2011 por el juez de la 28ª cámara del Tribunal Revolucionario de Teherán, Mohammad Moghisieh, pero no han sido informados hasta ahora. Lo mismo que la pena impuesta a Asghari, un estudiante de tecnología de la información, cuyo juicio se celebró también a finales de 2010. Su familia tampoco ha tenido conocimiento hasta ahora de la sentencia de muerte que le ha impuesto el presidente de la 15ª cámara de la Corte Revolucionaria, Abolghasem Salevati.

 

Nueva oleada de detenciones a periodistas

El ayatolá Ali Jamenei libra una batalla implacable contra los periodistas y los internautas desde la reelección de Mahmoud Ahmadinejad, en junio de 2009. Más de 100 blogueros han sido arrestados y condenados a penas que van de uno a 20 años de cárcel en nombre de una supuesta "guerra blanda" emprendida contra "los enemigos de Irán".

La Guardia Revolucionaria posee ahora parte de la Compañía de Telecomunicaciones de Irán (TCI). El Centro de Vigilancia de Delincuencia Organizada, que fue creado por la Guardia Revolucionaria, y su sitio web oficial, Gerdab, han participado activamente en el seguimiento, identificación y detención de internautas. El 20 de mayo de 2010, Ebrahim Jabari, un comandante de la Guardia Revolucionaria, confirmó oficialmente la creación de un ciber-ejército, responsable de los ataques a numerosas redes y de la detención de cientos de internautas. 21 periodistas y 29 internautas todavía están encarcelados.

Tres de ellos son Fatemeh Khardmand, Ehssan Hoshmand y Saeed Madani, detenidos el pasado 7 de enero, en Teherán. El ministro de Inteligencia, Heydar Moslehi, confirmó su detención al día siguiente y dijo que "tenían un plan americano para interrumpir las elecciones parlamentarias mediante el uso del ciber-espacio y las redes sociales". Una más de las acusaciones de espionaje en favor de EE.UU o Israel que el régimen iraní profiere, sin pruebas, de manera sistemática.

Madani, sociólogo y periodista, autor de decenas de artículos en medios de comunicación independientes, fue detenido y condenado a seis años de prisión. Hoshmand, también sociólogo, es especialista en la historia del pueblo kurdo. Khardmand es periodista de la revista mensual Gozaresh Sanat Cap. Según su marido, Masoud Lavassani, periodista y bloguero liberado en julio de 2011 tras dos años de detención, fue arrestada por cuatro agentes del Ministerio de Inteligencia con una orden donde se le acusaba de "estar en contacto con las familias de presos políticos". Su estado de salud preocupa sobremanera y su hijo, de cuatro de años de edad, se encuentra en estado de shock.

Mehdi Khazali, editor del blog Baran que ha sido detenido ya en varias ocasiones, lo fue una vez más el 9 de enero. Según su esposa, le detuvieron de forma muy violenta y resultó herido. Khazali es hijo de ayatolá Abolghasem Khazali, un influyente miembro del Consejo de los Guardianes de la Constitución iraní. A pesar de sus roces frecuentes con las autoridades, Mehdi Khazali sigue denunciando en su blog -víctima de un ciber-ataque y desde entonces inaccesible- la política gubernamental y las violaciones de los derechos.
 

Acoso a familiares

Parvin Mokhtar, la madre del bloguero encarcelado Kouhyar Goudarzi, ha sido sentenciada a 23 meses de cárcel por un tribunal revolucionario de la ciudad de Kerman, donde fue detenida el 2 de agosto de 2011. Su hijo fue arrestado un día antes, el 1 de agosto, y ha permanecido varios meses en paradero desconocido hasta que se ha sabido recientemente que está en la sección 209 de la prisión Evin, de Teherán. Fatemeh Alvand, la madre del periodista encarcelado Mahmudian Mehdi, fue arrestada también, por orden del fiscal de Teherán, el 2 de enero y estuvo varias horas detenida sometida a duros interrogatorios, hasta que fue finalmente liberada.

 

Cooperación de empresas occidentales

La represión del gobierno iraní es posible gracias a la ayuda que recibe de empresas extranjeras, especialmente occidentales. Reporteros Sin Fronteras observa con asombro la capacidad del gobierno de utilizar empresas ficticias para evitar las sanciones europeas y estadounidenses. Es necesario revisar las normas que regulan la exportación de softwares de vigilancia, control y censura de las nuevas tecnologías. Y debe reforzarse también el control de los productos "prohibidos" para evitar que lleguen a estas dictaduras por otros países.

Según la agencia de noticias Bloomberg, la compañía israelí de seguridad informática Allot lleva años vendiendo software de vigilancia y localización de usuarios de telefonía móvil y de Internet a la empresa danesa RanTek, que a su vez la revende a Irán. La compañía irlandesa AdaptiveMobile acaba de anunciar que suspende la venta de software de filtrado y bloqueo de SMSs al régimen iraní.  

Reporteros Sin Fronteras apoya el proyecto de ley que debate actualmente el congreso estadounidense, el Global Online Freedom Act (GOFA), que prohibiría la exportación de software de filtrado de contenidos de Internet a países que no respetan la libertad de expresión en Internet. En noviembre, el Parlamento Europeo adoptó una resolución que pretende reforzar las normas que rigen la exportación de este tipo de equipos y la actual legislación europea en esa materia, la GOFA. Las empresas que no tengan en cuenta las violaciones a los derechos humanos derivadas de sus productos deberían recibir sanciones financieras. Además, se puede intentar llevar ante la Corte Penal Internacional a las empresas que vendan tecnología para fines represivos acusándolas de complicidad.

 
¿Internet "nacional" para controlar mejor al país?

Según un informe publicado por The Wall Street Journal, Irán se prepara para introducir un sistema global para filtrar todas las comunicaciones. En otras palabras, el régimen se prepara para imponer su propio servicio nacional de internet. Esta idea no es ninguna novedad, varios funcionarios del régimen se han referido a ella en el pasado. El gobierno ha tenido a sus técnicos trabajando en una "Internet limpia" desde 2002, pero la administración de Ahmadinejad ha intensificado el proceso.

Reporteros Sin Fronteras se pregunta sobre la idoneidad y la viabilidad de dicho proyecto, no sólo por el desarrollo y el coste de tal sistema, sino porque Irán necesita seguir en una internet global, aunque sólo sea por sus intereses comerciales y financieros.

"¿Camina el régimen iraní hacia un Internet de dos velocidades, con acceso a la red global para el gobierno, los líderes religiosos, la Guardia Revolucionaria y las grandes empresas, y, por otro lado, con una red limitada para el resto de la población?" se pregunta Reporteros Sin Fronteras. Si fuera así, el gobierno estaría discriminando seriamente a su propio pueblo.

 

Elecciones y delitos en Internet

El 25 de diciembre de 2011 se dieron a conocer los "25 delitos de Internet" de cara a las elecciones parlamentarias de marzo de 2012. La lista fue elaborada por un grupo de trabajo de 13 miembros, entre los que se encontraban varios representantes de los Ministerios de Educación, Comunicaciones y Tecnologías de la Información, de Cultura y Orientación Islámica, de Inteligencia, de Justicia, de Ciencia, y de Investigación y Tecnología.

Entre los contenidos prohibidos se incluyen los llamamientos a boicotear las elecciones y la publicación de contenidos de la oposición o "contrarrevolucionarios".

El 3 de enero de 2011, la ciber-policía iraní (http://www.cyberpolice.ir/) publicó una nueva lista con 20 puntos más para los cibera-cafés. Los clientes deben identificarse previamente y los gerentes están obligados a instalar cámaras de vigilancia y guardar las grabaciones y los registros de todos los sitios web que visitan sus clientes. Está totalmente prohibido el uso de software para burlar el filtrado de contenidos, el uso de redes privadas virtuales y el uso de unidades USB.

Después de inspeccionar un total de 43 ciber-cafés, el 1 de enero, en Birjand, la policía cerró seis de ellos que no cumplían la legalidad vigente.

El acceso a la página web del ex presidente Akbar Hashemi Rafsanjani está bloqueada desde el 30 de diciembre, una decisión confirmada por el fiscal general, Gholam Hossein Ejehi, el 3 de enero. Según Ejehi , la web albergaba "contenidos prohibidos". En realidad, contenía aún el discurso de Rafsanjani del 17 de julio de 2009, un mes después de las protestas de oposición al régimen, donde pedía la revocación de las detenciones que atentaban a la libertad de prensa y a la libertad de opinión.

      

  

DEFIENDE CON NOSOTROS LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN  
(+Hazte AMIGO de RSF 
(+) Hazte SOCIO de RSF  
(+Haz una DONACIÓN 

 ÚLTIMOS INFORMES   

SUMARIO DE ATAQUES: 

          NUEVO ÁLBUM          

JAZZ. 100 Fotos por la Libertad de Prensa

       ÁLBUMES DE FOTOS   

         RSF | 100 Fotos de AI WEIWEI por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de PAOLO PELLEGRIN por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de SAM SHAW por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de STEVE McCURRY por la Libertad de Prensa   RSF | 100 Fotos de MARTIN PARR por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de IZIS por la Libertad de Prensa    RSF | Ellas cambian LA INDIA, 100 Fotos por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de RENÉ BURRI por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de DAVID BURNETT por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de PIERRE & ALEXANDRA BOULAT por la Libertad de Prensa    RSF | 101 Fotos de MAGNUM por la Libertad de Prensa