IRAK | Cierre de radio Al-Sada por emitir música "contraria a la moral"

30.10.2011 17:58

Reporteros Sin Fronteras condena el acoso de las autoridades iraquíes a radio Al-Sada, la única emisora independiente en la provincia de Al-Qadisiya, después de que el Consejo provincial haya decidido cerrar la emisora alegando que sus programas musicales son "contrarios a la moral local".  Ahmed Al-Qasier, fundador y director de radio Al-Sada, afirma que las canciones emitidas pertenecen al repertorio árabe clásico.  

A principios de año, el gobernador de la región intervino para impedir la inauguración de la emisora. Una apertura que tuvo que ser pospuesta hasta mayo, después de largas negociaciones entre el equipo editorial y las autoridades. Sin embargo, el Consejo provincial no tardó en exigir una cuota anual de 28.700 euros para que radio Al-Sada pudiera seguir en el aire.  Según el director de la emisora, fue la Comisión de Telecomunicaciones quien promovió el "impuesto de matriculación". Mientras tanto, Ahmed Al-Qasier, los miembros de la redacción y los colaboradores de la emisora son blanco de presiones y amenazas.

La Unión de Periodistas Iraquíes ha pedido a las autoridades que reconsideren el cierre de la emisora y no incurran en la violación de la libertad de prensa, garantizada por la Constitución del país. Su representante hizo hincapié en que esta medida no tiene precedentes en la justicia iraquí y advirtió de los peligros que puede suponer para la industria de los medios de comunicación.

Reporteros Sin Fronteras pide a las autoridades de Diwaniyya que dejen de perseguir a los profesionales de radio Al-Sada y recuerda que la Constitución iraquí garantiza la libertad de prensa, también ratificada por la Ley de protección de periodistas, aprobada en agosto por el parlamento. Asimismo, pide al gobernador de la región que reconsidere su decisión, permita que la radio siga en el aire y garantice la seguridad de sus profesionales.