IRAK | Asesinan a un periodista delante de su domicilio.

22.07.2008 18:20

 Reporteros sin Fronteras condena el asesinato de Soran Mama Hama (logotipo), de la revista bimensual Leven, ocurrido el 21 de julio de 2008 en las afueras de Kirkuk (Norte). Según sus colegas había recibido amenazas como consecuencia de la publicación de algunos artículos, que trataban muchos temas sensibles.

 

“Hacemos un llamamiento a las autoridades de Kurdistan a efectuar una investigación en profundidad que permita aclarar las circunstancias de la muerte de este periodista. Soran Mama Hama era conocido por sus artículos sin contemplaciones con los políticos locales, y los responsables de la seguridad. Había recibido muchas amenazas intimándole a dejar de investigar. Por ese motivo hay que dar preferencia a la pista profesional”, ha declarado la organización.

 

A Soran Mama Hama le mataron los disparos de cuatro individuos que, en la noche del 21 de julio de 2008, se presentaron en su domicilio en Rasheed Awa (un suburbio de Kirkuk). El periodista murió en el acto. Los agresores se dieron a la fuga en un coche de tipo BMW.

 

Contactado por Reporteros sin Fronteras, su colega, Hemin Hussein, ha asegurado que este asesinato tiene “el objetivo de amordazar al periódico, que siempre se ha mostrado muy crítico con el poder”. En un comunicado de prensa, la redacción de Leven ha pedido a la oficina de la presidencia de Kurdistán, el gobierno regional de Kurdistán y la Asamblea Nacional Kurda que “asuman sus responsabilidades para garantizar el buen desarrollo de la investigación” del asesinato del periodista.

 

Soran Mama Hama, de 23 años, colaboraba en Leven desde hace más de tres años. La revista, un bimensual independiente en lengua kurda creada en 2001, denuncia frecuentemente la corrupción que causa estragos en las esferas del poder. En la última edición, Soran Mama Hama publicó un artículo sobre la implicación de algunos cargos oficiales kurdos en el tráfico de la prostitución.

 

La muerte de Soran Mama Hama eleva a 217 el número de profesionales de los medios de comunicación a los que han matado en Irak desde marzo de 2003; a trece de ellos en Kirkuk