INTERNACIONAL | Ser caricaturista, una profesión cada vez mas peligrosa

06.03.2015 18:40
Los atentados del 7 de enero en París, y del 14 de febrero en Copenhague, han puesto de manifiesto el nivel de exposición al que se enfrentan los caricaturistas en la actualidad, blanco de grupos extremistas que amenazan su profesión en varias partes del mundo. En otras, menos visibles, su trabajo es censurado por los gobiernos de sus respectivos países, mediante el uso de la fuerza o de la ley. Reporteros Sin Fronteras quiere recordar a ocho caricaturistas amenazados y perseguidos por causas relacionadas con el ejercicio de su profesión. 
 
Ferzat, (Siria), Dilem (Algeria), Vilks (Suecia), Zunar (Malasia), Prageeth (Sri Lanka), Bonil (Ecuador), Kart (Turquía) y Trivedi (India) reflejan la situación que viven muchos caricaturistas hoy en día en el mundo. Algunos han sido amenazados por grupos radicales, otros por sus gobiernos, que intentan silenciarles deteniéndoles o llevándoles ante los tribunales. Algunos sufren la doble presión por ser perseguidos, tanto por las autoridades, como por los grupos violentos de sus respectivos países.
 
El artículo 19 del Convenio Internacional de Derechos Civiles y Políticos garantiza la libertad de expresión, pero admite que sea restringida para garantizar “el respeto a los derechos o a la reputación de terceros” o “la protección a la seguridad nacional, el orden público, la salud pública o la salud moral” de los países. Pero estas restricciones deben ser proporcionales en aras de evitar que no violen el derecho a la libertad de información.
 
Al mismo tiempo, el Relator Especial de Naciones Unidas sobre Libertad de Opinión y Expresión ha subrayado que el derecho a la libertad de expresión incluye opiniones que puedan “ofender, chocar o alterar”. 
 
Más allá de la legislación internacional, la intolerancia a la crítica proviene de distintos frentes, desde líderes políticos, religiosos y empresarios a militares y grupos no gubernamentales que se dedican a censurar, procesar, amenazar de muerte, agredir y, en el peor de los casos, asesinar a este tipo de profesionales. Reporteros Sin fronteras quiere recordar el caso de ocho caricaturistas perseguidos por su trabajo. 
 

FERZAT
(Siria)
El caricaturista Ali Ferzat fue secuestrado, el 25 de agosto de 2011, en Damasco, por miembros de los servicios de Inteligencia sirios. Era conocido por sus críticas al partido del Presidente Bashar al Asad, y desde el comienzo del conflicto sirio criticó los asesinatos masivos del régimen. Sus secuestradores le rompieron su mano izquierda, la que utiliza para dibujar, y le quemaron todo el cuerpo con cigarrillos. Finalmente le abandonaron en una carretera con una bolsa en la cabeza. Vive exiliado en Kuwait, desde donde sigue ejerciendo su profesión. En 2011 fue galardonado con el Premio Sakharov de la Unión Europea a la Libertad de Expresión.
 

DILEM
(Argelia)
Ali Dilem trabaja para el diario argelino Liberté y el canal francés TV5 Monde. Sabe muy bien lo difícil que es ser caricaturista en Argelia. Desde hace años vive bajo la amenaza de grupos islamistas y el acoso judicial de las autoridades de su país. Ha estado varias veces bajo custodia policial y ha sido condenado por cargos de difamación, aunque las sentencias han sido suspendidas por la justicia. En 2001 tuvo el desafortunado privilegio de ver cómo se le utilizaba como referencia para aumentar las penas incluidas en el código penal para los periodistas. Pero no se ha rendido nunca y ha sido galardonado con varios premios internacionales, entre ellos el Premio Trhophy a la Libertad de Prensa que le otorgaron, en 2005, el Limousin Press Club y Reporteros Sin Fronteras. El ministerio de Cultura de Francia le otorgó el título de Caballero por sus logros en el campo artístico en octubre de 2010.
 

VILKS
(Suecia)
Lars Vilks se ha convertido en uno de los caricaturistas más conocidos del mundo tras la publicación de sus caricaturas de Mahoma en 2007. La organización Al-Qaeda hizo un llamamiento a “derramar la sangre de Lars que se ha atrevido a insultar a nuestro profeta” y ofreció 100.000 dólares por su cabeza, 50.000 por la de Ulf Johansson, el primer editor del periódico que difundió las caricaturas, y otros 50.000 si alguien lograba “desangrar como un cordero” a Vilks. Tiene protección policial desde 2010, pero se ha intensificado desde la masacre en el Charlie Hebdo, en enero de 2015. La estadounidense convertida al Islam y autodenominada “Jihad Jane” fue sentenciada a diez años de cárcel en 2014, hallada culpable de participar en un complot para asesinarle en 2009. Vilks era uno de los supuesto objetivos del atentado en la conferencia de Copenhague del 14 de febrero de 2015 que pretendía homenajear a las víctimas de la masacre en el Charlie Hebdo.
 

ZUNAR
(Malasia)
Las autoridades de Malasia prohibieron en 2010 un libro del caricaturista Zunar (Zulkiflee Anwar Alhaque), en lo que fue la primera de numerosas iniciativas para impedir la difusión de su trabajo. Zunar defendió sus caricaturas como una forma de que la sociedad de Malasia “entendiera las noticias” sociales y políticas de su país, pero fue acusado de sedición en un proceso judicial que terminó prohibiendo todo su trabajo. La comisión electoral de Malasia prohibió todas sus caricaturas durante la campaña de las elecciones parlamentarias de 2012 y desde julio de ese mismo año lleva sin poder exponer su trabajo en su propio país. El 28 de enero la policía llevó a cabo una redada en su oficina de Kuala Lumpur sin una orden judicial, le confiscó cientos de libros e interrogó a todo el equipo. Una guerra lejos de estar terminada.
 

PRAGEETH
(Sri Lanka)
El analista político y caricaturista Prageeth Eknaligoda lleva sin ser visto desde que dejó su domicilio, el 24 de enero de 2010. Una semana antes de su desaparición escribió un largo artículo comparando a los dos candidatos presidenciales de entonces. También le dijo a un amigo cercano que creía que le llegaban siguiendo varios días. Durante los dos meses posteriores la policía no mostró ningún interés en encontrarle ni dio a la familia información significativa sobre su paradero. Los ministros del gobierno daban versiones contradictorias sobre su desaparición y el ministro de Defensa, Gotabhaya Rajpaksa, llegó a asegurar en una entrevista que Eknaligoda había tramado su propia desaparición. Reporteros Sin Fronteras ha lanzado una campaña internacional en su apoyo denominada “¿Dónde esta Prageeth?”
 

BONIL
(Ecuador)
Xavier Bonilla ha sufrido varias veces la censura en Ecuador, un país donde es difícil ser caricaturista y donde la libertad de información está seriamente amenazada tras la adopción de una Ley Orgánica de Comunicación (LOC), y la puesta en marcha de la Oficina de la Superintendencia de Comunicación. Dicha oficina consideró una difamación hacia el gobierno ecuatoriano la publicación de unas caricaturas críticas con una redada de la policía en el domicilio de un periodista. La Oficina de la Superintendencia de Comunicación ordenó a Bonil publicar una corrección e impuso una multa al periódico, El Universo, de 90.000 dólares. De nuevo en 2015, la oficina acusó al caricaturista de “discriminación socioeconómica” por una caricatura que se mofaba de las limitadas habilidades oratorias Agustín Delgado, un representante afroecuatoriano del partido gobernante, anterior jugador de fútbol. El Universo pidió disculpas a la comunidad afroecuatoriana y Bonil recibió una advertencia por escrito que le instaba a “corregir sus prácticas” para no causar futuras ofensas.
 

KART
(Turquía)
La caricatura política tiene una larga tradición en Turquía, así como la persecución a sus autores. Musa Kart, conocido caricaturista del diario Cumhuriyet, fue acusado de “insultar” al Primer Ministro (ahora Presidente) Tayyip Erdogan, en febrero de 2014, por una caricatura que sugería que estaba involucrado en un caso de corrupción que afectaba a cuatro ministros. Pese a que la fiscalía rechazó la denuncia inicialmente, Erdogan presentó nuevos cargos contra él, acusándole de “insultar”, “violar la confidencialidad de una investigación judicial” y de difamación criminal, cargos por los que se enfrenta a una posible sentencia de siete años de cárcel. El caricaturista británico Martin Rowson lanzó una campaña de apoyo en Twitter, bajo el hashtag #ErdoganCaricature haciendo un llamamiento a los caricaturistas del mundo a solidarizarse con Kart y publicar caricaturas del presidente turco. Tras la campaña mundial, un tribunal de Estambul absolvió finalmente a Kart, en octubre de 2014, pero Erdogan ha recurrido y el caso todavía no ha sido revisado.
 

TRIVEDI
(India)
El caricaturista Aseem Trivedi participó en un movimiento anticorrupción en 2011, poniendo en marcha un espacio en Internet denominado “Caricaturas contra la Corrupción”. Fue detenido en septiembre de 2012, acusado de sedición por parodiar símbolos nacionales de la India y pasó varios días en prisión. Ese mismo año, recibió, junto con el caricaturista sirio Ali Ferzat, el Premio al Coraje Editorial de la Red Internacional de Derechos de los Caricaturistas. Desde 2012 dejó de publicar caricaturas, hasta la masacre de 2014 en el Charlie Hedo, tras la que publicó la caricatura “Porque” sobre el profeta Mahoma. Dice que lo ha hecho por la importancia de que los caricaturistas se sobrepongan al miedo tras la masacre. Facebook la quitó de su red social y luego la volvió a publicar. También ha lanzado la campana “Caricaturas contra cualquier latigazo”, para apoyar al bloguero saudí Raif badawi, sentenciado a 1.000 latigazos y diez años de cárcel. En la actualidad planea lanzar un semanario satírico sobre temas políticos, sociales y religiosos que incluya el trabajo de varios caricaturistas indios. Su primer número estará dedicado al Charlie Hebdo.
 

 

      

  

DEFIENDE CON NOSOTROS LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN  
(+Hazte AMIGO de RSF 
(+) Hazte SOCIO de RSF  
(+Haz una DONACIÓN 

 ÚLTIMOS INFORMES   

SUMARIO DE ATAQUES: 

          NUEVO ÁLBUM          

JAZZ. 100 Fotos por la Libertad de Prensa

       ÁLBUMES DE FOTOS   

         RSF | 100 Fotos de AI WEIWEI por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de PAOLO PELLEGRIN por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de SAM SHAW por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de STEVE McCURRY por la Libertad de Prensa   RSF | 100 Fotos de MARTIN PARR por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de IZIS por la Libertad de Prensa    RSF | Ellas cambian LA INDIA, 100 Fotos por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de RENÉ BURRI por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de DAVID BURNETT por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de PIERRE & ALEXANDRA BOULAT por la Libertad de Prensa    RSF | 101 Fotos de MAGNUM por la Libertad de Prensa