INTERNACIONAL | Balance 2012 de la actividad de apoyo de RSF a periodistas en dificultades

20.06.2013 00:01

Reporteros Sin Fronteras publica hoy, 20 de junio, Día Mundial del Refugiado, el balance del apoyo otorgado por la organización, en 2012, a periodistas en dificultades: un total de 166 ayudas, que ascienden a una suma superior a 160.000 euros.

 

La ayuda, coordinada por el Despacho de Asistencia del Secretariado Internacional de la organización, con sede en París, y su homólogo alemán, con sede en Berlín, ha estado destinada a cubrir las necesidades administrativas, materiales y financieras de periodistas y medios de comunicación víctimas de ataques, agresiones o persecuciones que les impedían continuar con sus actividades. El apoyo de RSF ha permitido a periodistas en riesgo ponerse a salvo, cubrir sus gastos médicos o legales, o enviar ayuda urgente a los informadores exiliados.  

Un tercio de las ayudas otorgadas en 2012 ha estado destinado a periodistas originarios de países de Oriente Medio, principalmente de Siria y de Irán, por al éxodo masivo al que se ven obligados los actores de la información en el conflicto sirio, y la represión endémica a los informadores iraníes. Más de 30 periodistas sirios huyeron de su país en 2012. En Irán, el giro represivo de las autoridades ante las elecciones legislativas de marzo de 2012 precipitó la partida de decenas de profesionales de los medios de comunicación.

 

Ayudas / Lugar de origen de los beneficiarios


 

 

Reporteros Sin Fronteras también apoyó ampliamente a periodistas del Cuerno de África (el 34% de las ayudas ha estado destinada a informadores africanos), que han tenido que huir de la inseguridad y la arbitrariedad reinante en la región, especialmente en Somalia y en Eritrea. Más de 40% de los beneficiarios han sido periodistas exiliados.


Ayudas / Tipo de beneficiario



Reporteros Sin Fronteras ha redactado más de 100 cartas de apoyo para ayudar a los periodistas a obtener visados o una protección internacional. Además de estas cartas, la organización ha multiplicado sus contactos e intercambios con representantes de delegaciones del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), en particular en Sudán, para ayudar a periodistas eritreos. Tras un encuentro con representantes de la oficina de la ACNUR en Nairobi, en diciembre de 2011, Reporteros Sin Fronteras, el Committee to Protect Journalists y el Rory Peck Trust emprendieron acciones de defensa conjuntas con el fin de contribuir a una mejor protección y difusión de la situación de los periodistas somalíes refugiados en Kenia.

 

Peticiones de asilo y solicitud de visados

Cartas enviadas a países


 

 

En 2012, Reporteros Sin Fronteras también se esforzó por apoyar la lucha de los periodistas profesionales y de los periodistas ciudadanos que informan a la opinión pública y a la comunidad internacional pese a los riesgos y las amenazas. Una cuarta parte de la asistencia otorgada por la organización ha estado dedicada a apoyar la actividad de los medios de comunicación, los periodistas profesionales o los ciudadanos independientes. Así, Reporteros Sin Fronteras ha ayudado con material a periodistas ciudadanos que informaban de la situación de la situación en el norte de Siria y las violaciones a los derechos humanos en la región. Asimismo, RSF ha puesto en marcha un espacio en Internet para ubicar "sitios espejo" (versiones duplicadas) de páginas web informativas atacadas o bloqueadas en el mundo, contribuyendo de esta manera a impedir que las censuren las autoridades de sus respectivos países.


Ayudas / Fin al que fueron destinadas


El 13% de las ayudas otorgadas ha permitido poner a salvo a periodistas amenazados, ya sea en su propio país o consiguiendo el refugio urgente en otro, vecino o europeo. Este apoyo benefició ampliamente a periodistas europeos (azeríes y uzbecos) y de América Latina (hondureños y colombianos).

El 35% del apoyo financiero otorgado por la organización ha permitido a los periodistas hacer frente a gastos legales, y un 11% ha estado destinado a contratar abogados. La ayuda a las familias de los periodistas encarcelados, para que puedan enfrentar la pérdida de ingresos ocasionada por la encarcelación, las necesidades de hospitalización y los gastos derivados por el fallecimiento de un informador, han supuesto un 7% de total. Finalmente los gastos médicos de periodistas heridos durante el ejercicio de su actividad profesional suman el 17% de la ayuda de RSF en 2012.