INDIA | RSF condena la persecución a las fuentes de dos periodistas franceses

04.11.2014 22:25

Reporteros Sin Fronteras expresa su indignación por la caza brutal que las autoridades de la India han emprendido contra los miembros de la comunidad Karen de las Islas Andamán, para dar con aquellos que ayudaron a dos documentalistas franceses a entrar en las tierras prohibidas de la tribu jarawa.

 

Los periodistas Alexandre Dereims y Claire Beilvert entraron en la reserva de la tribu aborigen para de informar sobre un pueblo casi desconocido que se enfrenta a la extinción.

 

En octubre, un extracto del documental se publicó en Internet junto con las fotos tomadas durante el viaje, lo que alertó a las autoridades del archipiélago, que gobierna la India.

 

Los funcionarios exigieron que se prohibiera la difusión del documental, que será lanzado en 2015. El gobierno también puso en marcha un gran esfuerzo - incluyendo recurrir a la violencia - para encontrar a quienes ayudaron a los periodistas.

 

Según The Echo of India, tres miembros de la comunidad Karen, Saw Santom, Saw Awenger y vio Safrni, fueron detenidos y golpeados por el jefe de la policía de Mayabunder para obligarlos a confesar su presunta complicidad con los periodistas franceses. Uno de los tres tuvo que ser hospitalizado después de ser interrogado. Los otros dos siguen encarcelados.

 

De acuerdo con medios de comunicación de la India, se han presentado cargos contra los periodistas. Según las informaciones publicadas, se les acusa de haber violado la "Ley de Protección de Tribus Aborígenes de 2012" al entrar en una reserva tribal. Y la publicación de las fotos y videos en su cuenta de Facebook supuestamente viola la "Ley de Tecnología de la Información".  Las autoridades de Andamán también están los informes, planean recurrir a Interpol para tramitar el caso.

 

"Es inaceptable que la policía ponga en marcha una caza de brujas para castigar a los que ayudan a los medios de comunicación", dijo Benjamin Ismail, responsable de Reporteros Sin Fronteras para Asia y el Pacífico. "La policía está tomando todo tipo de medidas, incluyendo el uso de la violencia, para encontrar a los culpables y obtener confesiones. Los funcionarios tienen que reconocer los derechos de los periodistas a no revelar sus fuentes. Si bien es cierto que rompieron la ley de protección de tribus aborígenes, las cuestiones de derechos humanos planteadas por su documental hacen que sea una obra de interés público. En consecuencia, sus acciones pueden justificarse en virtud del derecho internacional".

 

"Pedimos que los funcionarios dejen de acosar a los miembros de la comunidad Karen sospechosos de haber ayudado a los periodistas, y que los funcionarios respeten el Estado de Derecho. También pedimos que se retiren los cargos contra los periodistas", ha reclamado Virginie Dangles, directora de programas de RSF.

 

Según The Echo of India, la policía emprendió su acción sin ninguna orden judicial.

 

El 31 de octubre, el parlamentario Bishnu Pada Ray instó a la administración de Andamán y Nicobar a que cesaran su acoso a miembros inocentes de la comunidad karen como parte de la investigación.

 

India ocupa el puesto 140, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2014 de Reporteros Sin Fronteras.