HONDURAS | RSF anima a Honduras a aumentar sus esfuerzos en la lucha contra la impunidad

20.06.2014 12:10
Los asesinos del periodista Alfredo Villatoro, han sido condenados a cadena perpetua, en lo que supone un paso adelante en la lucha contra la impunidad, pero que deber ir acompañado de medidas efectivas para la protección de los periodistas.
 
Reporteros Sin Fronteras celebra la decisión de la Corte Suprema de Justicia de Honduras del 11 de junio, de condenar a los asesinos del periodista Alfredo Villatoro. El coordinador de noticiarios y locutor de la radio HRN desapareció el 9 de mayo de 2012 y fue hallado muerto el 15 de mayo de 2012. 
 
Otra noticia alentadora para la libertad de información en el país es la aprobación por parte del Congreso Nacional, el 4 de junio, del decreto para la creación de una ley de protección de periodistas. Pero aún no se ha hecho público el texto de la Ley de Protección de Defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales (medios de comunicación comunitarios, blogueros, internautas) y Operadores de Justicia, presentado por el Poder Ejecutivo.
 
“Recibimos con satisfacción la noticia de la condena de los asesinos de Alfredo Villatoro y esperamos que el proyecto de ley pueda evitar que estos crímenes se reproduzcan”, afirma Camille Soulier, responsable de la oficina de Américas de Reporteros Sin Fronteras. “Animamos al Estado hondureño a ir más allá abriendo este proyecto a una amplia discusión con la sociedad civil, en especial con las organizaciones de defensa de los derechos humanos”, añade Soulier.
 
El nuevo mecanismo de protección consta de dos aspectos: uno es preventivo, el otro concierne a la protección de personas que se encuentran en peligro. Las medidas de protección comprenden un seguimiento a través de comunicación telefónica o vía satélite, instalación de cámaras, préstamo de chalecos antibalas y designación de un guardia para garantizar la seguridad física y moral de las personas afectadas.
 
Estas medidas se han estado esperando desde hace tiempo en Honduras, país que registra uno de los índices de homicidios más altos del mundo. Los periodistas también padecen esta violencia. El 16 de junio de 2014, Alex Sabillón, conductor del noticiero Hechos de Choloma, que se transmite por el canal Multicanal, que informa con frecuencia sobre casos de asesinato en la región, recibió amenazas de muerte por parte de Miguel Callejas, director de la Comisión Vial de la Alcaldía Municipal de Choloma. "No me importa que andes con policía, hijo de puta, te vamos a matar", amenazó Callejas, que ya lo había amenazado con anterioridad. El 23 de mayo el periodista sorprendió a desconocidos que tomaban fotografías de su casa. Esperamos que los dispositivos de la ley puedan ofrecerle una protección real y sancionar esas amenazas.
 
Reporteros Sin Fronteras también espera que la ley tenga en cuenta a todos los informadores, incluyendo a quienes colaboran con los medios de comunicación comunitarios, que son objeto de numerosos ataques, en especial cuando defienden los derechos de los indígenas y movimientos de recuperación de tierras. El 30 de mayo dañaron la antena de la radio comunitaria Puca Opalaca, que transmite en la región de Intibucá, en el este del país. Esta radio depende del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH). El 3 de junio, la radio comunitaria La Voz de Zacate Grande, portavoz de la Asociación para el desarrollo de la Península de Zacate Grande (ADEPZA) fue cerrada por 300 agentes de la policía militar. La acusan de ocupar ilegalmente una zona que es propiedad del empresario Miguel Facussé Barjum. La radio suele denunciar los abusos de este empresario, considerado uno de los Depredadores de la Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras.