GUINEA ECUATORIAL / ESPAÑA | Carta abierta de Reporteros Sin Fronteras a Mariano Rajoy

25.06.2014 10:34
Con ocasión de la Cumbre de la Unión Africana y en vista del encuentro que tendrán hoy, 25 de junio, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, y el presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, Reporteros Sin Fronteras envía una carta abierta al jefe del gobierno español sobre la situación de la libertad de información en Guinea Ecuatorial.
 
 
 
Mariano Rajoy, presidente del gobierno 
 
Complejo de la Moncloa
 
Avda. Puerta de Hierro s/n 28071
 
MADRID ESPAÑA
 
 
 
 
 
París, 
 
24 de junio de 2014
 
 
 
Señor Presidente,
 
Reporteros Sin Fronteras, organización internacional de defensa de la libertad de información, desea llamar su atención sobre la situación de la libertad de prensa en Guinea Ecuatorial. Este país, donde la censura se legalizó desde 1992, se encuentra en el lugar 168, entre 180 países, en la edición 2014 de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros Sin Fronteras.
 
En Guinea Ecuatorial, dirigida desde hace 35 años por uno de los Depredadores de la libertad de información , no existe la prensa independiente. Los únicos diarios privados que había –El sol, La Opinión, El Tiempo y La Nación–, hoy en día ya no circulan.
 
 
El Ministerio de Información impone una línea editorial opaca. Así, los acontecimientos de la “Primavera árabe” de 2011 no fueron difundidos por la prensa de Guinea Ecuatorial. Los pocos periodistas que se atrevieron a mencionar estas revoluciones han sido despedidos de los medios de comunicación del Estado.
 
Los periodistas que trabajan para medios de comunicación internacionales no se encuentran en una situación mejor. No es raro que a los periodistas extranjeros o a las organizaciones de prensa, incluida Reporteros Sin Fronteras, se les niegue el visado. Aquellos que logran entrar al territorio son estrechamente vigilados. El 20 de enero de 2014 agentes de seguridad armados detuvieron a Javier Blas y Peter Chapman, de Financial Times. Los retuvieron varias horas aunque su visado estaba en regla y les quitaron su material, que contenía entrevistas a diplomáticos y políticos. Debieron dejar el país al día siguiente. El único corresponsal extranjero en el país, Samuel Obiang Mbana, también es vigilado muy de cerca. Ha estado en prisión dos veces y continuamente se le impide cubrir ciertos acontecimientos.
 
Las publicaciones internacionales no se encuentran disponibles en Guinea Ecuatorial. El único medio de los ciudadanos para acceder a información no sesgada sería Internet, si este medio funcionara correctamente más allá de los centros internacionales de Malabo. Cualquier internauta que quiera consultar el sitio web de El País, por ejemplo, es redirigido hacia el sitio oficial del gobierno.
 
Vuestro próximo encuentro con el presidente Obiang no puede eludir estos importantes desafíos de la defensa de la libertad de información. Recientemente exhortamos al país a poner fin a la censura, la vigilancia masiva y otras formas de acoso contra aquellos que difunden información; pedimos al gobierno que creara un ambiente favorable para el desarrollo de medios de comunicación libres y plurales. Ahora, le invitamos a usted a incluir estas cuestiones en los asuntos que tratará durante su entrevista.
 
Agradeciendo su atención a esta solicitud, le envío Señor Presidente de Gobierno, mis saludos más cordiales.
 
Christophe Deloire, Secretario General de Reporteros Sin Fronteras