GUATEMALA | Presiones, amenazas y vandalismo contra la prensa

04.09.2015 17:53
Reporteros Sin Fronteras insta a la clase política de Guatemala a respetar la libertad y el trabajo de los periodistas ante las elecciones generales que tendrán lugar el 6 de septiembre. El país atraviesa una etapa de tensión política y social tras la dimisión del presidente Otto Perez Molina que está afectando a los medios de comunicación, presionados por las autoridades en el poder y los candidatos electorales.
 
Intimidar a la prensa es, a día de hoy, un arma cotidiana en manos de todos y cada uno de los escalafones políticos, desde el Gobierno hasta las autoridades locales guatemaltecas. El pasado 23 de julio, Edwin Pitán, redactor de Prensa Libre, fue agredido por el personal de seguridad del candidato vicepresidencial Edgar Barquín. Tres días después, la Asociación de Periodistas de Quetzaltenango denunció a José Yac, candidato a la alcaldía de Cantel, por amenazar de muerte al reportero Jaime Soc.
 
Diversos medios de comunicación, entre los cuales se encuentran Prensa Libre, Emisoras Unidas y Publinews, han sido acusados por las autoridades y candidatos alterar la información política. Estos polémicos discursos contra la prensa han desembocado en actos vandálicos contra la sede de Prensa Libre.
 
Otra manera de reprimir a la prensa es censurarla. El pasado 6 de agosto, Enrique Maldonado, aspirante a diputado por el Partido Patriota (PP) cortó los canales Optimo 23 y ATV 24, emisoras vinculadas a la empresa de su propiedad Servicable. Maldonado sancionó a las redacciones de ambos medios por difundir información sobre sus adversarios políticos, cuando debían ignorarles.
 
“Reporteros Sin Fronteras denuncia el ensañamiento contra la prensa en Guatemala, en particular por parte del propio poder político. Los ataques contra la prensa se han convertido en una estrategia electoral muy práctica. Pedimos a las autoridades guatemaltecas y a los candidatos que aseguren y respeten la libertad de información”, afirma Emmanuel Colombié, responsable del Despacho América Latina de RSF. “Condenamos todo tipo de presión, amenazas, censura o agresiones contra la prensa. Es indispensable poner en marcha medidas de prevención y protección para garantizar la seguridad de los periodistas, especialmente en este periodo electoral”.
 
A la presión y amenazas directas por parte de los políticos se suma el hostigamiento de la Policía Nacional Civil (PNC). El pasado 26 de agosto, la PNC agredió físicamente a los reporteros que esperaban en las puertas de los tribunales el segundo día de la audiencia de la ex Vicepresidenta Roxana Baldetti, acusada de asociación ilícita, cohecho y defraudación aduanera.
 
Desde inicios de 2015, se han registrado 74 agresiones directas contra la prensa en Guatemala, cifras del Centro de Reportes Informativos de Guatemala (CERIGUA). Dos periodistas, Danilo López y Federico Salazar, corresponsales de Prensa Libre y Radio Nuevo Mundo, fueron asesinados por su labor periodística. 
 
Guatemala ocupa el lugar 124 de los 180 países, que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anulamente por Reporteros Sin Fronteras.