ESPAÑA | Premio Avuelapluma a Reporteros Sin Fronteras

04.05.2012 13:11

 
La Asociación Cultural Avuelapluma, de Cáceres, ha galardonado, en su quinta edición, a Reporteros Sin Frontera con el premio Avuelapluma a la Libertad de Expresión, por su continuada labor a favor de la libertad de prensa en el mundo. Junto a RSF, fueron premiados, el actor Manuel de Blas, el locutor de RNE Juan de Pablos, el escritor Javier Negrete, el festival de cine FanCineGay,  y el Ateneo de Cáceres, todos ellos muy ligados a Extremadura.
 
Bajo el lema “Un día es un día”, la Asociación cultural Avuelapluma, editora del semanario en papel del mismo nombre, entregó sus  plumas de hierro forjado, obra del escultor Roberto Iglesias a los premiados. La gala, celebrada en el Palacio de los Golfines de Cáceres, fue presentada por la periodista Lorena Jorna, y contó con la asistencia de la alcaldesa de Cáceres, el presidente de la Diputación Provincial, y numeroso público.
 
La presidenta de Reporteros Sin Frontera- España, Malén Aznárez, agradeció  el premio a la libertad de expresión, “en unos momentos en que la libertad de prensa atraviesa por tan mala situación en todo el mundo”. Después de recordar la cifra de periodistas muertos en lo que va de año,   “uno cada cinco días”;  los encarcelados, y los obligados a exiliarse de sus países por graves amenazas de muerte, Aznárez hizo referencia a la malísima situación de los periodistas y medios de comunicación en nuestro país. La doble crisis, la económica y de las nuevas tecnologías, ha llevado al cierre de numerosos medios y a la pérdida de miles de puestos de trabajo, lo que ha sumido a la profesión en una situación penosa e insegura. “Y ya sabemos que cuando los periodistas se sienten inseguros, cuando tienen miedo, son presas fáciles del poder, cualquier tipo de poder, y también de la autocensura. Y eso va en detrimento de la libertad de prensa”, dijo Aznárez. La presidenta de RSF, recordó que un periodismo libre, honesto y de calidad, es esencial para la sociedad y la democracia. “No puede haber democracia sin una información libre”, concluyó Aznárez.