ESPAÑA / WIKILEAKS | Reporteros sin Fronteras niega haber criticado al juez Pedraz y reitera el respaldo a su labor en el ‘caso Couso’

02.12.2010 10:30

 

“Nunca hemos hablado sobre el juez Pedraz con funcionarios de la embajada estadounidense, ningún representante de Reporteros sin Fronteras ha criticado jamás la labor del magistrado; al contrario, nuestra posición ha sido de constante apoyo al instructor del caso en sus reiterados intentos por procesar a los militares de Estados Unidos que asesinaron al reportero José Couso en Bagdad”.

De forma clara y directa, sin espacio para la duda, la presidenta de Reporteros sin Fronteras, María Dolores Masana, ha negado que ningún representante de la organización haya realizado declaraciones en ningún sentido sobre las motivaciones del juez Santiago Pedraz para esclarecer el ‘caso Couso’ y llevar a juicio a los militares estadounidenses que acabaron con la vida del reportero.  

La presidenta de Reporteros sin Fronteras desmiente rotundamente las informaciones aparecidas en el diario ‘El País’, y extraídas de los documentos recientemente revelados por Wikileaks. La noticia afirma que una representante de la organización habría comentado a la embajada de Estados Unidos que el juez “buscaba publicidad” con el caso. “Es completamente falso”, asegura María Dolores Masana, “y lo he corroborado con todos y cada uno de los miembros de la directiva”.

Masana recuerda que la organización ha celebrado los avances del juez Pedraz en el proceso, como así lo demuestran los puntuales comunicados emitidos y publicados en las webs de España y Francia: www.rsf-es.org y www.rsf.org.

 

REFERENCIAS: 

 

Caso Couso: un juez español recibe la autorización de investigar en Bagdad

 

Publicado el 15 de septiembre de 2010

Reporteros sin Fronteras celebra la decisión del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) español, que autoriza al juez de la Audiencia Nacional, la alta instancia penal, Santiago Pedraz, a viajar a Irak para desarrollar una investigación sobre las circunstancias de la muerte del periodista español José Couso. Este caso debe esclarecerse a fin de que se haga justicia.

El 29 de julio de 2010 la justicia española dictó nuevas órdenes de arresto internacionales contra tres militares estadounidenses implicados en la muerte de un camarógrafo del canal privado Telecinco y de su colega ucraniano de la agencia Reuters, Taras Protsyuk. Los concernidos son: el sargento Thomas Gibson, el capitán Philip Wolford y el teniente coronel Philip de Camp (http://es.rsf.org/reabierta-la-investigacion-de-la-30-07-2010,38064.html).

Los dos periodistas murieron el 8 de abril de 2003 por el disparo de un tanque estadounidense, cuando se encontraban en el Hotel Palestina en Bagdad.

 ............................................................................................................

 

ESPAÑA | Reabierta la investigación por la muerte en Irak de José Couso

 

Publicado el 30 de julio de.2010

Reporteros sin Fronteras celebra la decisión, adoptada por la justicia española el jueves 29 de julio de 2010, de dar curso a nuevas órdenes de detención internacionales contra los tres militares norteamericanos implicados en la muerte de José Couso, camarógrafo del canal Telecinco al que el 8 de abril de 2003 mató el disparo de un tanque norteamericano, junto a su colega ucraniano Taras Protsyuk, de la agencia Reuters, cuando ambos se encontraban en el Hotel Palestine de Bagdad.

Tras un último recurso presentado por la familia de José Couso a comienzos de este mes de julio de 2010, el Tribunal Supremo pidió a la Audiencia Nacional (la mayo instancia penal española) que volviera a abrir la causa, sobreseída anteriormente varias veces.

« Aplaudimos la decisión del Tribunal Supremo que permite volver a poner en marcha el proceso por la muerte de José Couso. Ya es hora de que este caso salga del laberinto administrativo y jurídico en el que lleva varios años perdido. Las declaraciones del sargento Thomas Gibson, el capitán Philip Wolford y el teniente coronel Philip de Camp podrían aportar respuestas a las preguntas que siguen el aire en este caso. Pedimos a las autoridades norteamericanas que respeten la demanda de la justicia española, y de la familia de José Couso quien, después de más de siete años de espera, tiene más necesidad que nunca de conocer toda la verdad sobre su muerte», ha declarado Reporteros sin Fronteras.

……………………………………………………………………………   

 

Caso Couso : El juez Santiago Pedraz quiere escuchar nuevos testimonios

 

Publicado el 20 de mayo de 2008

El juez Santiago Pedraz ha citado a comparecer al ex Ministro de Defensa del gobierno de José María Aznar, Federico Trillo, y a la ex Ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, en el marco del caso que instruye sobre la muerte del camarógrafo de Telecinco José Couso, al que el 8 de abril de 2003 mató un obús norteamericano, disparado sobre el Hotel Palestine de Bagdad.

El juez Santiago Pedraz ha citado a comparecer al ex Ministro de Defensa del gobierno de José María Aznar, Federico Trillo, y a la ex Ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, en el marco del caso que instruye sobre la muerte del camarógrafo de Telecinco José Couso, al que el 8 de abril de 2003 mató un obús norteamericano, disparado sobre el Hotel Palestine de Bagdad. El juez ha citado también, para el 9 de junio de 2008, a tres periodistas españoles que se encontraban en Bagdad cuando tuvo lugar el ataque norteamericano, que causó también la muerte de Taras Protsyuk, camarógrafo de la agencia Reuters. Esta decisión se ha producido pocos días después de que un antiguo oficial de los servicios de inteligencia del ejército norteamericano revelara que el hotel, donde se alojaban muchos corresponsales extranjeros, figuraba en una lista de potenciales objetivos militares.

“Aplaudimos los esfuerzos del juez español y esperamos que permitan establecer sin equívocos, más de cinco años después de los hechos, las responsabilidades en la muerte de los dos periodistas. La cooperación entre las autoridades norteamericanas, españolas e iraquíes, debe mantenerse íntegra”, ha declarado Reporteros sin Fronteras.

El juez Santiago Pedraz ha decidido citar a Federico Trillo y Ana Palacio para completar su dossier con las informaciones que, en 2003, proporcionaron las autoridades norteamericanas a estos dos ex ministros, que entonces estaban en funciones. El juez ha dirigido también una comisión rogatoria a Irak, pidiendo autorización para que acuda un comisario español a Bagdad. Esta decisión reabre el caso después de que, el 13 de mayo de 2008, la Audiencia Nacional confirmara el recurso presentado por la fiscalía, para parar los procedimientos que el juez Santiago Pedraz quería abrir a los tres militares norteamericanos implicados en los disparos contra el Hotel Palestine.

El 13 de mayo de 2008, la oficial Adrienne Kinne, antiguo miembro de los servicios de inteligencia del ejército norteamericano, declaró en el programa “Democracy Now!”, presentado por Amy Goodman y emitido en varios canales locales, que el Hotel Palestine formaba parte de los potenciales objetivos identificados por el Pentágono en Bagdad, en el momento de la entrada de las tropas en la capital iraquí, en marzo de 2003. La ex militar añadió que intentó advertir a su jerarquía de la presencia de muchos periodistas en el edificio. Declaró que no la escucharon. Interrogado al respecto por Reporteros sin Fronteras, un portavoz del Pentágono se ha limitado a recordar que la investigación efectuada por el Ministerio de Defensa norteamericano llegó a la conclusión de que el ataque al Hotel Palestine fue “un lamentable accidente”.

……………………………………………………………

 

La Audiencia Nacional rechaza la demanda de inculpación de tres militares norteamericanos implicados en la muerte del periodista José Couso

 

Publicado el 14 de mayo de 2008

El 13 de mayo de 2008 la Audiencia Nacional confirmó el recurso presentado por la fiscalía contra la demanda, del juez Santiago Pedraz, de emprender acciones judiciales contra los tres militares norteamericanos implicados en la muerte del camarógrafo de Telecinco José Couso, que murió el 8 de abril de 2003 a consecuencia del disparo de un obús norteamericano sobre el Hotel Palestine de Bagdad. El ataque causó también la muerte del camarógrafo de la agencia Reuters Taras Protsyuk.

Por dos votos a favor, los de los jueces Angel Hurtado y Fermín Echarri, contra el del juez José Ricardo de Prada, la Audiencia Nacional ha considerado que los elementos aportados por el juez Santiago Pedraz no permiten emprender acciones judiciales contra los tres militares norteamericanos. Los jueces han dicho también que no existen indicios suficientes que indiquen un deseo intencional, de parte de soldados norteamericanos, de disparar sobre el Hotel Palestine, donde estaba reunida la prensa internacional.

En la sentencia, la Audiencia Nacional concluye igualmente que no puede excluirse la posibilidad de que el disparo se efectuara simplemente por error, a causa de una amenaza falsamente identificada, en el marco de las operaciones que se llevaban a cabo en Bagdad.

En declaraciones a la prensa, la familia de José Couso ha anunciado que va a seguir peleando para demostrar que la muerte del camarógrafo fue “un crimen de guerra”. Su hermano, Javier Couso, ha declarado que “una parte de los jueces ha cedido a la presión de las autoridades militares norteamericanas, que hacen todo lo que pueden para que no se investigue el crimen”.

Los familiares del camarógrafo español han anunciado también que van a presentar nuevas pruebas y nuevos testimonios, muy importantes, que volverán a abrir el proceso. Manifestándose dispuesto a enfrentarse a la lentitud del procedimiento, Javier Couso no excluye, por otra parte, llevar el caso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

“Lamentamos enormemente la decisión que ha tomado la Audiencia Nacional. Nos parece esencial que finalmente se escuche en este caso a los tres soldados del ejército norteamericano, y que se celebre un juicio al que asistan todas las partes implicadas”, ha declarado Reporteros sin Fronteras.

En un informe que data de 2003, el ejército norteamericano estimaba que “las fuerzas de la coalición no han cometido ninguna falta, ni negligencia, contra el Hotel Palestine”.

La primera orden de detención de los tres militares, dictada en octubre de 2005 por el juez Santiago Pedraz, así como sus dos solicitudes para interrogarles, quedaron sin efecto cuando, en marzo de 2006, un tribunal español decidió el sobreseimiento del caso. La decisión del Tribunal Supremo de reabrir la investigación sobre la muerte del camarógrafo, adoptada el 5 de diciembre de 2006, reabrió el caso.

El 16 de enero de 2007 el juez Santiago Pedraz emitió una orden de detención internacional para tres militares norteamericanos, por el “asesinato” de José Couso. La orden afectaba al sargento Thomas Gibson, el capitán Philip Wolford y el teniente coronel Philip de Camp, responsables del tanque del que partió el disparo mortal. El juez solicitó también que se examinara la posibilidad de congelar las cuentas de los militares norteamericanos, ante la perspectiva de que fueran condenados a indemnizar a la familia de José Couso.

El fiscal Jesús Alonso apeló el 18 de mayo de 2007 la decisión del juez Pedraz, considerando que no existían indicios suficientes para abrir un procedimiento judicial a los tres soldados.

El 24 de mayo de 2007 Santiago Pedraz declaró que rechazaba la apelación de la fiscalía española.

………………………………………………………….

 

El juez Santiago Pedraz confirma la inculpación de tres soldados norteamericanos por la muerte de José Couso

 

Publicado el 25 de mayo de 2007

El 24 de mayo de 2007, el juez madrileño Santiago Pedraz hizo saber que rechaza el recurso de apelación de la Fiscalía española contra la inculpación de tres militares norteamericanos en el asesinato de José Couso, camarógrafo español muerto, el 8 de abril de 2003, por el disparo de un obús norteamericano sobre el Hotel Palestine de Bagdad.

El pasado 18 de mayo, el fiscal Jesús Alonso presentó una apelación contra la decisión del juez, considerando que no había “indicios suficientes”. Tras esta decisión del juez Pedraz, ahora tendrá que decidir en el litigio un colegio de jueces de la Agencia Nacional.

El 16 de enero de 2007 Santiago Pedraz dictó una orden de detención internacional para el sargento Thomas Gibson, el capitán Philip Wolford y el teniente-coronel Philip de Camp, responsables del tanque que efectuó el disparo mortal.

De momento, las autoridades norteamericanas no han dado curso a las demandas del magistrado. Sin embargo, los tres militares norteamericanos podrían ser detenidos si viajaran a alguno de los países con los que Madrid tiene tratado de extradición.

El 5 de diciembre de 2006 el Tribunal Supremo reabrió la investigación sobre la muerte del camarógrafo, considerando que “la justicia española es competente para investigar, siguiendo el principio de justicia universal”.

………………………………………………………………….

 

Caso José Couso: orden de detención internacional para tres militares responsables del disparo mortal

 

17 de enero de 2007

“Esperamos que la decisión del juez Santiago Pedraz, de dictar una orden de detención internacional para los militares responsables del disparo que mató a José Couso, permita que al fin se escuche a los tres miembros del ejército norteamericano en el caso”, ha declarado Reporteros sin Fronteras.

“Deseamos que la decisión permita que se entienda hasta qué punto no es abstracta la cuestión de la seguridad de los periodistas en zonas de conflicto, y pide respuestas urgentes. La aprobación, el 23 de diciembre de 2006 por unanimidad, en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, de la resolución 1738 sobre la protección de los periodistas en los conflictos armados, viene a recordar que la muerte de los profesionales de la información ya no debe verse como una fatalidad”, ha declarado la organización de defensa de la libertad de prensa.

El 16 de enero de 2007, el juez madrileño Santiago Pedraz dictó una orden de detención internacional para tres militares norteamericanos por el “asesinato” de José Couso, camarógrafo del canal privado Telecinco, que murió el 8 de abril de 2003 en el ataque al Hotel Plaestine de Bagdad. La medida concierne al sargento Thomas Gibson, el capitán Philip Wolford y el teniente-coronel Philip de Camp, responsables del carro de combate de donde procedió el disparo mortal. Santiago Pedraz ha solicitado también que se examine la posibilidad de congelar los haberes de esos militares norteamericanos, para el caso de que fueran condenados a pagar daños a la familia de José Couso.

La Embajada de Estados Unidos en España ha recordado que la muerte de José Couso ya fue objeto de una investigación, que concluyó en que los militaron actuaron “en conformidad con las reglas de combate operativas en esa zona de conflicto armado”. El abogado de la familia de José Couso, Leopoldo Torres Boursault, ha dicho que si no consigue la extradición no dudará en pedir la aplicación de la resolución 1738.

Aunque las autoridades militares se negaran a extraditar a los tres militares, podrían ser detenidos de todas formas en el caso de que viajen a algún país con el que España tenga firmado un tratado de extradición.

En un informe fechado en 2003, el ejército norteamericano consideraba que “las fuerzas de la coalición no habían cometido ninguna falta o negligencia”, y que el disparo “de obús iba dirigido contra lo que se tomó por una posición de tiro (...) enemiga”. La primera orden de detención, dictada contra los tres militares por el juez Pedraz en octubre de 2005, así como sus dos peticiones para interrogarles, quedaron sin efecto tras el sobreseimiento del caso, decidido en marzo de 2006 por un tribunal penal español. La decisión del Tribunal Supremo, del 5 de diciembre de 2006, de reabrir la investigación sobre la muerte del camarógrafo, ha relanzado de nuevo el caso. Desde el comienzo del conflicto en Irak han matado a 146 profesionales de los medios de comunicación; es decir, dos veces más que en la guerra de Vietnam.

…………………………………………………………………

 

Se reabre la investigación sobre la muerte de José Couso

 

Publicado el 6 de diciembre de 2006

El 5 de diciembre de 2006, el Tribunal Supremo español ha ordenado la reapertura de la investigación sobre la muerte del camarógrafo español José Couso, fallecido el 8 de abril de 2003 en el Hotel Palestine de Bagdad, como consecuencia del disparo de un obús norteamericano.

Esta decisión anula el archivo del caso, decidido el pasado 10 de marzo por el juez de instrucción Santiago Pedraz. Según el Tribunal Supremo “la justicia española es competente para investigar, siguiendo el principio de justicia universal”.

Ahora podría pedirse la extradición de los tres militares norteamericanos, responsables del tanque que disparó el obús que causó la muerte a José Couso.

El ataque al Hotel Palestine causó la muerte del camarógrafo de la televisión privada española Telecinco, así como la de Taras Protsyuk, camarógrafo de la agencia Reuters. En un informe de 2003, el ejército norteamericano estimaba que “las fuerzas de la coalición no cometieron ninguna falta, ni negligencia, contra el Hotel Palestine”.

      

  

DEFIENDE CON NOSOTROS LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN  
(+Hazte AMIGO de RSF 
(+) Hazte SOCIO de RSF  
(+Haz una DONACIÓN 

 ÚLTIMOS INFORMES   

SUMARIO DE ATAQUES: 

          NUEVO ÁLBUM          

JAZZ. 100 Fotos por la Libertad de Prensa

       ÁLBUMES DE FOTOS   

         RSF | 100 Fotos de AI WEIWEI por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de PAOLO PELLEGRIN por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de SAM SHAW por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de STEVE McCURRY por la Libertad de Prensa   RSF | 100 Fotos de MARTIN PARR por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de IZIS por la Libertad de Prensa    RSF | Ellas cambian LA INDIA, 100 Fotos por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de RENÉ BURRI por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de DAVID BURNETT por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de PIERRE & ALEXANDRA BOULAT por la Libertad de Prensa    RSF | 101 Fotos de MAGNUM por la Libertad de Prensa