ERITREA | RSF pide una prueba de vida de los periodistas cuya muerte en prisión niega la embajadora eritrea en Francia

02.09.2015 17:06
Reporteros Sin Fronteras ha escrito a la embajadora de Eritrea en Francia, Hanna Simon, como respuesta a las acusaciones vertidas por ésta contra RSF en un carta enviada al máximo responsable del la División para la Libertad de Expresión y Desarrollo de los Medios de la UNESCO, en la que negaba que los periodistas Dawit Habtemichael, Mattewos Habteab y Wedi Itay hubiesen muerto en prisión.
 
RSF pide al gobierno de Erirtea que demuestre que estos tres periodistas siguen vivos y urge a su embajadora a aclarar la situación concediendo una entrevista a Radio Erena, la emisora eritrea con sede en París.
 
Dña. Hanna Simon 
Embajadora 
Embajada del Estado de Eritrea 
1 rue de Staël
75015 Paris, Francia
 
Paris, 1 de septiembre de 2015
 
Estimada embajadora Simon,
 
Reporteros Sin Fronteras quiere trasladarse su sorpresa por la carta enviada por usted, el 1 de junio de 2015, a Guy Berger, director de la División para la Libertad de Expresión y Desarrollo de los Medios de la UNESCO, en la que cuestionaba la información de nuestra organización sobre la muerte en prisión de los periodistas eritreos Dawit Habtemichael, Mattewos Habteab y Wedi Itay.
 
Como una ONG que defiende la libertad de información, RSF aportó un informe detallado en junio de 2013 ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas con motivo del Examen Periódico Universal sobre Eritrea.
 
Nuestro informe detallaba la muerte en prisión de siete de los once periodistas detenidos en 2001. Pero usted niega la muerte de tres de ellos, lo que nos lleva a plantarnos dos preguntas:
 
Si lo hemos entendido bien, dice usted que Dawit Habtemichael, Mattewos Habteab y Wedi Itay siguen vivos, en cuyo caso, ¿puede usted aportar a sus familiares y allegados alguna prueba de que permanecen con vida? Porque en los últimos 14 años no ha habido absolutamente ninguna señal en esta dirección. 
 
Y en segundo lugar nos preguntamos si, negando estas tres muertes en prisión, reconoce su Gobierno entonces las otras muertes, en concreto, las de Medhanie Haile, Yusuf Mohamed Ali, Said Abdulkader y Fessehaye Yohannes.
 
Reporteros Sin Fronteras pide por ello al gobierno de Eritrea que permita finalmente a la Relatora Especial de Naciones Unidas sobre la situación de los Derechos Humanos en Eritrea visitar su país y examinar la situación de primera mano. Lleva pidiendo permiso para hacerlo desde que fue nombrada, pero se le ha denegado sistemáticamente.
 
En lo que respecta a sus acusaciones hacia nuestra organización, especialmente nuestra supuesta animadversión hacia Eritrea, verá usted en nuestro archivos que Reporteros Sin Fronteras lleva condenando las violaciones a la libertad de prensa en su país desde que se produjeron las redadas en septiembre de 2001, que terminaron el encarcelamiento de numerosos periodistas y el cierre de toda la prensa privada. RSF no tiene ninguna opción política más allá de su compromiso con la libertad de prensa, su labor se ciñe a ese objetivo y no tiene en cuenta otras consideraciones.
 
No hay medios independientes en Eritrea en la actualidad. Su Gobierno ha impuesto el terror entre los periodistas a quienes persigue y “castiga”. Usted confunde a Radio Erena, un medio plural que recoge opiniones contrastadas, con un medio de la oposición. Será por falta de costumbre de las prácticas del pluralismo mediático en un contexto democrático. Los periodistas de Radio Erena intentan sistemáticamente obtener los comentarios y análisis de los responsables del gobierno de Eritrea, pero sus solicitudes son sistemáticamente rechazadas. Pero usted puede cambiar esta situación, aceptando la invitación de los periodistas de Radio Erena que estarían encantados de entrevistarla.
 
Estamos a su disposición para cualquier tema que quiera usted tratar
 
Atentamente
 
Christophe Deloire
Secretario General de Reporteros Sin Fronteras