ERITREA | Radio Erena: una voz independiente para Eritrea desde el exilio

22.05.2015 12:32

 

Reporteros Sin Fronteras pone en marcha una acción de promoción internacional de Radio Erena (“Nuestra Eritrea”), la única emisora de radio independiente y apolítica de Eritrea. Este impulso llega en vísperas del 24 aniversario de la independencia de Eritrea de Etiopía, que se celebra el 24 de mayo.

 

Con el lema "Radio Erena, una voz independiente para Eritrea" la acción está destinada a dar a conocer la labor de la emisora, que emite desde París y se puede escuchar vía satélite, desde Internet y mediante el servicio Call to Listen para teléfonos móviles.

 

Para escuchar Radio Erena:

Frecuencia: 11.678 Mhz con polarización vertical: SR 27500, FEC ¾

Emisión en directo, desde la web http://erena.org/

 

Radio Erena habla con una voz independiente y crítica, que a menudo disiente de otros medios de comunicación de exiliados eritreos, la mayoría adscritos a grupos políticos.

 

"Eritrea se prepara para celebrar el 24 aniversario de su independencia, por lo que pensamos que era importante dar un impulso a Radio Erena, la única voz de Eritrea independiente y apolítica que se hace oír fuera de Eritrea”, apunta el secretario general de Reporteros Sin Fronteras, Christophe Deloire. "El presidente Issayas Afeworki ha robado la independencia por la que el pueblo eritreo luchó durante tanto tiempo y que tan difícil le resultó obtener. Al apoyar a Radio Erena, estamos tratando de dar vida a ese espíritu democrático por medio de noticias e información libres".

 

 

Los periodistas de Radio Erena

 

Biniam Simon, Amanuel Ghirmay y Fathi Osmane trabajan para Radio Erena y son líderes de la disidencia de Eritrea.

 

Simon trabajó durante 14 años para Eri TV, la televisión nacional eritrea. Se exilió a Francia en 2007 con el apoyo de Reporteros Sin Fronteras, y tuvo la idea de abrir una emisora en lengua tigriña en París para emitir noticias e información al pueblo de Eritrea, completamente aislado del resto del mundo. Reporteros Sin Fronteras le ayudó a recaudar los fondos necesarios y a encontrar un local.

 

Ghirmay se unió a Radio Erena en 2010. Había sido destinado a Eri TV después de terminar sus estudios de periodismo, pero acabó por oponerse a la función propagandística que el régimen impone a sus medios y huyó a Etiopía, donde pasó muchos meses en un campo de refugiados antes de llegar, finalmente, a Francia.

 

Osmane es la incorporación más reciente. Trabajó durante varios años en Asmara para Al Haditha, el único periódico en árabe del Ministerio de Información, y después como diplomático para el Ministerio de Exteriores, que lo envió a Pakistán y luego a Arabia Saudí. Su desencanto de la línea oficial fue en aumento, acabó por huir y se unió, a principios de 2014, a Radio Erena, donde presenta los programas en árabe que se emiten dos veces por semana.

 

 

Libertad de prensa en Eritrea

 

La población de Eritrea necesita más que nunca información libre y noticias objetivas e independientes, tanto quienes viven en el país como todos esos miles de eritreos que, cada mes, corren riesgos inimaginables para huir de esta enorme prisión a cielo abierto.

 

Eritrea lleva ocho años consecutivos ocupando el último lugar en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros Sin Fronteras. Con 16 periodistas encarcelados en este momento, según datos de la organización, es la mayor cárcel de África para los trabajadores de los medios.

 

Los periódicos, emisoras de radio y canales de televisión estatales son las únicas fuentes de noticias en todo el país y ningún periodista, ni siquiera trabajando para los medios de comunicación estatales, está a salvo del régimen dictatorial.

 

Ésta es la situación en el país desde septiembre de 2001, cuando el presidente Afeworki cercó a los opositores y periodistas que trabajaban para medios de comunicación privados. De los once periodistas detenidos entonces, al menos siete han muerto mientras estaban detenidos.

 

Se desconoce qué ha ocurrido con los otros cuatro. Uno de ellos es Dawit Isaac, periodista sueco-eritreo fundador del semanario independiente Setit y apadrinado por periodistas españoles en el marco de la campaña de apoyo a encarcelados de RSF España. Detenido en 2001, en septiembre cumplirá 14 años preso sin acusación y sin juicio. Ni siquiera se sabe si sigue vivo, ya que se rumoreó que había muerto en la cárcel en 2011, algo que nunca se ha confirmado.

 

En 2010, un cable de WikiLeaks llamó la atención sobre las terribles condiciones en las que están detenidos los periodistas y opositores del gobierno, y el hecho de que los presos son frecuentemente encerrados en celdas subterráneas o en contenedores de transporte en medio del desierto.