INTERNET | En Suiza se negocia la libertad de expresión en la Red

28.06.2010 18:20

 

Mientras que una nueva sesión de negociaciones empieza el 28 de junio en Lucerna, Suiza, con los cuarenta países que conforman el ACTA (Acuerdo Comercial contra la Falsificación), Reporteros sin Fronteras pide a los negociadores que no sacrifiquen la libertad de expresión en la red y el acceso a la información a través de Internet, so capa de luchar contra la piratería y la falsificación de obras protegidas por derechos de autor. La organización pide abrir una negociación para un debate democrático debido a los peligros que comporta este acuerdo para las libertades civiles.

Tras la publicación del proyecto de Tratado ACTA (Anti-Counterfeiting Trade Agreement) por la Comisión Europea, el 21 de abril de 2010, Reporteros sin Fronteras llamó la atención sobre varias disposiciones potencialmente peligrosas para la libertad de expresión en Internet, incluida la posible prohibición de acceso a la red, la falta de protección de datos personales y la rendición de cuentas por el exceso de intermediarios técnicos llamados “policías del copyright”, todas ellas medidas encaminadas al establecimiento de un sistema de filtrado en la Red.

Estos temores se ven reforzados por la filtración de un documento de la Presidencia de la Unión Europea, fechado el 7 de abril y publicado en la página web del colectivo ciudadano La Quadrature de Net (http://www.laquadrature.net/fr/fuite-lue-fait-pression-pour-la-criminalisation-des-usages-non-commerciaux-dans-lacta). El documento revela que los estados miembros presionan para imponer sentencias de prisión por el uso no-comercial de las obras protegidas en Internet. La copia privada podría así ser relevante por ser legal en varios países. Sería igualmente penada la “complicidad” y también la “incitación”, un término algo ambiguo que deja lagunas en su interpretación, con consecuencias potencialmente alarmantes para la libertad de expresión. Jérémie Zimmermann, portavoz de "La Quadrature du Net", cree que se trata de una “un término muy amplio que puede cubrir todos los servicios de Internet y frenar los discursos que cuestionan la forma en que se aplicó el derecho de autor”.

El proyecto ACTA se ocupa también de la piratería de medicamentos, como lo hace con todo lo relacionado con los derechos de autor. En su Sección 4, se refiere específicamente a la esfera numérica. Varias negociaciones han tenido lugar durante dos años de manera confidencial entre la Unión Europea, Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Marruecos, México, Japón, Singapur, Corea del Sur, Canadá y Suiza, sin consultar a ONG's ni a sociedades civiles.

 

Leer artículo original