EGIPTO | RSF escribe a la comunidad internacional de cara a las próximas elecciones egipcias

17.11.2011 13:21

Reporteros Sin Fronteras ha escrito a destacados políticos y representantes de organismos internacionales, resumiendo las violaciones a la libertad de información que tienen lugar en Egipto desde el derrocamiento del régimen de Mubarak, y pidiendo a la comunidad internacional que garantice la libertad de expresión en el país de cara al inminente proceso electoral que dará comienzo el próximo 28 de noviembre y terminará en marzo de 2012.

Entre los destinatarios se encuentran Navanethem Pillay (Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos), Frank La Rue (Relator Especial de naciones Unidas para la promoción y protección de la libertad de opinión y de expresión), Catherine Ashton (representante de la Unión Europea de Asuntos Exteriores y Seguridad), Hillary Clinton (Secretaria de Estado de EE.UU.) y Sylvie Coudray (Directora de la UNESCO para la libertad de expresión, democracia y paz).

La carta se envió también al ministro de Exteriores francés, a la Liga Árabe, al Comité de Derechos Humanos de la Oficina del Alto Comisionado de  Naciones Unidas para los Derechos Humanos, a la embajada egipcia en Washington y a la embajada francesa en El Cairo.

A pocos días de las elecciones, previstas para el 28 de noviembre, Reporteros Sin Fronteras condena el acelerado deterioro de la situación de la libertad de prensa en Egipto. Desde la salida del Presidente Hosni Mubarak, el 11 de febrero de 2011, el Consejo Supremo no ha dejado limitar la libertad de información, procesando a periodistas y blogueros en tribunales militares y encarcelando a internautas. En el caso más reciente, el 13 de noviembre, ordenó prorrogar 15 días más la detención del bloguero y activista Alaa Abdel Fattah.

"Ahora que el país está a punto de embarcarse en un proceso electoral que se extenderá hasta marzo del 2012, el Consejo Supremo demuestra cada vez más incapacidad para respetar las libertades fundamentales. La transición democrática que anhelan los egipcios, no será posible sin la libertad de prensa, que ahora está en grave peligro" afirma Reporteros Sin Fronteras. La organización quiere recordar que, para que haya unas elecciones democráticas, resulta fundamental la existencia también de una prensa libre y un libre flujo de la información.

El Consejo Supremo no sólo ha perpetuado los métodos empleados por el régimen de Mubarak para controlar a la prensa, sino que los ha reforzado. Los juicios a civiles en tribunales militares son ahora la norma. Se producen arrestos y condenas por "alteración del orden público", "difamación" o "difusión de información falsa", que sirven como excusa para censurar artículos sobre temas sensibles como la pobreza, los derechos de las mujeres y, especialmente, las fuerzas armadas. Los días 9 y 10 de octubre, varios medios de comunicación fueron atacados e impedidos de difundir imágenes sobre la violencia desatada en el barrio Maspero, de El Cairo.