EGIPTO | RSF condena las agresiones a decenas de periodistas en El Cairo

09.05.2012 18:38

Reporteros Sin Fronteras condena las detenciones y ataques a más de una treintena de periodistas que tuvieron lugar el 4 de mayo, en Egipto, e insta a las autoridades del país a investigar y llevar ante la justicia a los responsables. Dos días después de que miles de egipcios protestaran contra el poder del ejército, y pese a las advertencias de los militares y el despliegue de un gran número de fuerzas de seguridad, los manifestantes volvieron a salir a las calles de Alejandría y El Cairo donde se registraron al menos 32 detenciones de profesionales de los medios de comunicación. Muchos de ellos aún no han recuperado las cámaras y los teléfonos móviles que les conficó el ejército.  

 
Registro del 4 de mayo de 2012:
  • 20 periodistas atacados o golpeados
  • 11 periodistas heridos
  • 19 periodistas detenidos
  • 5 fueron detenidos
  • 1 periodista secuestrado
  • 7 equipos incautados
 
Ahmed Abdel Alim, Ahmed Fadl, Musa’ab Hamed, Hassan Khodary y el fotógrafo Ahmad Lutfiestaban, periodistas de Misr 25
Detenidos por la policía militar cuando retransmitían desde la mezquita de Al-Nour. 
 
Según Musa'ad El-Barbari, subdirector de la estación de Misr 25, los cinco periodistas fueron acusados frente a la fiscalía, el 5 de mayo, de cinco cargos cada uno: "Asociación con la finalidad de perturbar el orden público e impedir a una institución del Estado desempeñar sus funciones"; "uso de la fuerza y la violencia contra los agentes de las fuerzas de seguridad responsables de proteger a las instituciones del Estado"; "bloqueo de transporte público y privado y bloqueo de calles alrededor del ministerio de Defensa"; "reunión ilegal"; y "entrada en una zona militar prohibida".
 
Aunque la estación Misr 25 ha emitido documentos que prueban que los cinco empleados estaban allí a título exclusivamente profesional, la fiscalía ha ignorado esta información, según El-Barbari.
 
 
Mohamed Rabie y Amin Mohamed, de Misr 25
Detenidos y llevados ante la fiscalía. Fueron puestos en libertad al día siguiente.  
 
Ahmed Ramadan y Islam Abu-l-Ezz, del periódico El-Badil
Agredidos por matones, entregados a la policía militar y posteriormente llevados ante la oficina del fiscal militar, que ordenó su detención durante dos semanas y su traslado a la prisión de Tora. Algunas fuentes apuntan a que habrían sido gravemente golpeados en prisión. El 6 de mayo fueron puestos en libertad.
 
Abdul Rahman Musharraf, del diario Al-Watan
Golpeado por policías militares antes de ser detenido y trasladado a la sede de la fiscalía militar. Fue puesto en libertad el 6 de mayo.
 
Mahmoud Motawe, fotógrafo del periódico Sada-el-Balad
Herido de bala el 4 de mayo. Fue trasladado al hospital de Qasr al-'Aini, donde pasó la la noche.
 
Abdul-Rahman Youssef, colaborador de la web de derechos humanos www.hoqook.com.
Atacado por un matón mientras fotografiaba los enfrentamientos frente al Ministerio de Defensa. Fue detenido por la policía militar y trasladado a la oficina del fiscal. Ese mismo día fue puesto en libertad.
 
Mohamed El-Shami y Ali El-Malki, del diario independiente Al-Masry Al-Youm
Golpeados, detenidos y llevados a la sede de la oficina del fiscal militar,en El Cairo. Fueron puestos en libertad al día sigueinte.
 
Kamel Mohamed, Abdu Ahmed y Bahnasi Ahmed, reporteros del diario Al-Watan
Trasladados al hospital de Demerdash por inhalar gas lacrimógeno empleado por la policía militar lazó en las inmediaciones del Ministerio de Defensa. 
 
Mohamed Omar, fotógrafo de Al-Watan
Atendido en el hospital de Demerdash, donde recibió tres puntos de sutura en la cabeza tras ser gopleado por una piedra.
 
Rabab Fares, reportero del diario Al-Tahrir, y Ezz El-Nubi, reportero del diario Al-Youm Al-Sabe'a
Agredidos
 
Los equipos de la CBCAl-Jazeera Mubasher-Misr, ONTV y El-Tahrir fueron atacados por la policía militar.
 
Amer Khamis, periodista del periódico Al-Mesryoon 
Agredido
 
Aya Seyed Mahmoud Abdul-Rahim, periodista del diario El-Misr Naharda 
Agredida, detenido y llevado ante el fiscal militar, que ordenó su encarcelamiento durante dos semanas. El general El-Adawy ordenó su puesta en libertad cuando estaba siendo trasladada a la prisión de El-Qanater.
 
Sami Abdul Rahman y Adel el Islam, periodistas del diario Sada-el-Balad
Detenidos por la policía militar en la mezquita de Al-Nour y llevados ante el fiscal militar al día siguiente. Fueron puestos en libertad el 5 de mayo.
 
Sharif Salah, un fotógrafo del semanario Al-Mashhad
La policía militar le confiscó su cámara y amenazó con detenerle si no abandonaba el lugar. Todavía no ha recuperado su equipo.  
 
Virginie Nguyen, fotógrafa belga  de Egyp Independent (la versión en inglés del periódico Al-Masry Al-Youm)
Herida en la mandíbula y el labio superior por una piedra lanzada por los manifestantes. Trasladada a un hospital civil y detenida a su salida por la policía militar, que la llevó a un hospital militar y posteriormente a un edificio del ejército para interrogarla. Fue puesta en libertad tras la eliminación de "fotos problemáticas" de su equipo. Al día siguiente tuvo que ser operada en Hospital Americano.
 
Walid El-Daramalli, reportero del semanario Al-Karama
Secuestrado mientras cubría los enfrentamientos en la plaza Abbasiya, el 4 de mayo, y trasladado a un edificio cercano a la plaza. Fue liberado por sus amigos, a quienes consiguió llamar desde su teléfono móvil, y resultó herido en la pierna. La policía militar detuvo a sus agresores.
 
En Suez
 
Sayyed Shaker fotógrafo de la oficina en Suez de Al-Masry Al-Youm
Agredido por oficiales del ejército mientras cubría los enfrentamientos frente a la sede del gobierno de Suez. Detenido y llevado ante el gobernador militar, fue finalmente puesto en libertad tras la eliminación de las imágenes que había tomado.
 
Ahmed Ghoneim, periodista de Al-Watan 
Agredido y detenido por la policía militar, el 5 de mayo, mientras cubría las manifestaciones frente a la sede de la fiscalía. 
 
Mahmoud El-Debie, fotógrafo de Al-Watan
Detenido por cubrir la manifestación frente a la sede de la fiscalía militar. Fue puesto en libertad a las pocas horas tras la eliminación de las imágenes que había tomado.  
 
En un comunicado de prensa, el 19 de diciembre de 2011, Reporteros sin Fronteras condenaba el "uso sistemático de la violencia contra el personal de los medios de comunicación por parte del ejército" tras la represión de los manifestantes de la plaza Tahrir, de El Cairo. Un mes antes, la organización ya informó de las violaciones de la libertad de prensa en el curso de los enfrentamientos entre soldados y manifestantes durante la semana del 19 al 28 de noviembre de 2011.