EGIPTO | Las autoridades siguen acosando a los periodistas

07.02.2011 18:50

 

Reporteros sin Fronteras ha sabido que el blogero Kareem Amer fue detenido en la noche del 6 de febrero en El Cairo, junto con el realizador Samir Eshra. Ambos fueron arrestados por la policía militar en el puente Kasr El-Nil, cuando salían de la plaza Tahrir. La organización pide su liberación inmediata.

Kareem Amer debe su notoriedad en Egipto debe a sus duras críticas al régimen. Reporteros sin Fronteras teme que las autoridades encuentren la oportunidad de devolverlo a la cárcel durante otro largo período.

La organización está preocupada por las posibles represalias contra los periodistas, los blogeros y los fixers locales, mientras que la prensa internacional va abandonando poco a poco el país. Reporteros sin Fronteras pide una mayor vigilancia y emplaza a las autoridades a poner fin a esta campaña de intimidación contra los profesionales de los medios de comunicación que están tratando de cubrir los acontecimientos en Egipto.

 

Amenazas, restricciones y nuevos cortes en las comunicaciones

La blogera Asma Mahfouz, que había llamado a los egipcios a salir a las calles y manifestarse el 25 de enero pasado, declaró a la BBC el 5 de febrero que ha recibido numerosas llamadas de simpatizantes del presidente Hosni Mubarak que amenazaban con matarla a ella y a su familia.

Reporteros sin Fronteras también ha recibido información de que los periodistas que deseen acceder a la plaza Tahrir ahora deben registrarse en los servicios del Ministerio de Información. Esto equivale a controlar el movimiento de profesionales de la información, y por lo tanto representa una medida real de censura (ver: http://twitter.com/justimage).

Por último la organización ha recibido informes de interrupciones en las re de telefonía móvil y problemas de acceso a Internet en la plaza Tahrir el 7 de febrero de 2011.

 

Kareem Amer: en la cárcel por sus críticas

Reporteros sin Fronteras recuerda que, el 22 de febrero de 2007, Kareem Amer fue condenado a tres años de prisión por "incitación al odio al islam" y a un año por "insultar al presidente egipcio" en su blog. Había denunciado los excesos religiosos y autoritarios de gobierno, lo que le valió una primera detención en 2005. También escribía regularmente sobre la discriminación contra las mujeres y criticó a la universidad sunnita Al-Azhar, donde estudió Derecho.

El blogger fue sometido a duras condiciones de reclusión. Surgieron en el mundo entero muchos movimientos de apoyo para exigir su libertad, en particular el organizado por la Coalición de Libre Kareem Reporteros sin Fronteras le otorgó el premio al ciberdisidente en 2007.

En la noche del 15 de noviembre de 2010, Kareem Amer por fin puesto en libertad. A pesar de que había cumplido su condena de cuatro años de prisión el 5 de noviembre de 2010, no lo habían excarcelado. Durante la retención ilegal fue víctima de malos tratos en las oficinas de Seguridad Nacional de Alejandría.

De acuerdo con el recuento de agresiones contra los medios de comunicación de Reporteros sin Fronteras desde 2 de febrero de 2011, ha muerto un periodista, Mahmoud Ahmed Mohammed, de Al-Ahram. Al menos 75 periodistas fueron agredidos, y 81 detenidos.