DÍA MUNDIAL DEL REFUGIADO | Los periodistas exiliados, expuestos a mayores riesgos

20.06.2012 12:47

 

  • Reporteros sin Fronteras pide a las Naciones Unidas que refuerce los mecanismos de protección para los periodistas que se ven obligados a huir de sus países.
  • En una carta dirigida al Alto Comisionado para los refugiados, RSF denuncia el especial desamparo de los periodistas exiliados, la permeabilidad de las fronteras y como la pasividad de ciertos países occidentales sobre este asunto.

 

En el Día Mundial del Refugiado, Reporteros sin Fronteras alerta al Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, sobre la necesidad de mejorar la protección de los periodistas refugiados. La organización está actualizando su guía para los periodistas que se ven obligados a exiliarse.

 

En 2011, alrededor de 80 periodistas salieron de sus países para escapar del destino que les preparaban los gobiernos hostiles a la libertad de información. El éxodo continúa durante este año: decenas de periodistas sirios, iraníes, somalíes y eritreos han tenido que exiliarse en los últimos seis meses.

 

Ante la probabilidad de una inminente detención, de violencia física, acoso o incluso de asesinato, estos hombres y mujeres tuvieron que abandonar a su familia, amigos y colegas en busca de mayor seguridad.

 

Por falta de recursos económicos, o por lo apresurado de su huida, a menudo acaban en países vecinos que resultan igual de accesibles para los refugiados como para los agentes de los gobiernos de los que huyen. Su seguridad sigue comprometida en estos países en los que se refugian.

 

Reporteros sin Fronteras escribió el pasado 30 de mayo al Alto Comisionado para los Refugiados, António Guterres, para prevenirle sobre la situación de los periodistas refugiados en países como Turquía, Uganda y Kenia. Hoy hacemos pública esa la carta y las recomendaciones que contiene.

 

Hacemos un llamamiento a la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, para que establezca un mecanismo de alerta y un agente de referencia en todas y cada una de sus oficinas locales con el objetivo de que los casos de periodistas refugiados y activistas de derechos humanos puedan ser identificados y tramitados con mayor rapidez, ya que están especialmente expuestos al peligro.

 

También instamos al Alto Comisionado para que garantice que los periodistas refugiados y activistas de derechos humanos tengan mejor acceso a la adecuada protección personal, así como a un proceso de reasentamiento de emergencia y evacuación temporal a terceros países considerados seguros por las Naciones Unidas.

 

En su convicción de que los estados miembros de la ONU tienen la obligación de colaborar en la protección de los periodistas que se ven forzados al  exilio a causa de su trabajo, Reporteros sin Fronteras insta a Guterres a reconocer públicamente que el procedimiento tradicional de protección de las Naciones Unidas no es apropiado para los periodistas refugiados y activistas de derechos humanos -que siguen en peligro en los países de refugio inicial-, a la vez que llama  a los Estados miembros a adoptar las medidas necesarias.

 

La nueva versión de la Guía para los periodistas exiliados, que Reporteros sin Fronteras publicó por primera vez en 2009, contiene unas 30 páginas de recomendaciones para periodistas refugiados, procedimientos de protección del ACNUR y solicitud de asilo en Europa y América del Norte: información, consejos y contactos para orientarse y sostenerse durante el largo y difícil proceso de reiniciar su vida desde cero.

 

Copia de la carta que Reporteros sin Fronteras envió el 30 de mayo de 2012 al Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres

 

Sr. António Guterres

Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados ACNUR

Apartado de Correos 2500

CH-1211 Ginebra, Suiza

París, 30 de mayo de 2012

Urgente: Situación de los periodistas exiliados en los países de tránsito

 

Estimado Alto Comisionado,

 

Reporteros sin Fronteras, la principal organización no gubernamental de carácter internacional en defensa de la libertad de información, expresa su preocupación por la situación de los periodistas que recurren a la protección de ACNUR en el primer país al que llegan tras huir de su patria.

 

Cuando informan sobre la situación de sus conciudadanos, entrevistan a la oposición al gobierno, o denuncian las violaciones de los derechos humanos, la corrupción y el abuso de poder, los periodistas se ganan la hostilidad de los regímenes y grupos de poder que no toleran la libertad de prensa y la información libre.

 

A causa de su trabajo, los periodistas se exponen a graves represalias. Muchos se ven obligados a huir al extranjero para escapar de las agresiones, amenazas, detenciones y condenas de cárcel arbitrarias. Los periodistas son fáciles de identificar debido a que firman artículos, aparecen en televisión y hablan por la radio. Al huir a un país cercano y ampararse en el ACNUR, siguen estando a merced de los regímenes de los que están tratando de escapar debido a que sus nombres, rostros y voces son conocidos.

 

Lo demuestra el caso del periodista eritreo Jamal Osman Hamad, arrestado en Jartún el 24 de octubre de 2011, pocos días después de que el presidente eritreo, Isaías Afeworki, visitase a su homólogo sudanés: 300 ciudadanos eritreos fueron deportados a su país sin que el ACNUR llegara a examinar su casos.

 

Nuestra preocupación aumentó cuando el periodista ruandés Charles Ingabire fue asesinado a balazos en Kampala el 30 de noviembre de 2011 en circunstancias muy poco claras. Reporteros sin Fronteras sostiene que no se debe descartar la venganza política.

 

Es evidente que la capacidad de hacer daño de los gobiernos de Ruanda, Eritrea, Etiopía e Irán, así como del grupo Al-Shabaab de Somalia o de los narcotraficantes de América Latina, traspasa sus propias fronteras nacionales.

 

Por otra parte, hay que reconocer que, hoy por hoy, no existe un mecanismo de protección adecuado para los periodistas (y otros proveedores de noticias) solicitantes de asilo, quienes, por la naturaleza de su trabajo, también son defensores de los derechos humanos. Reporteros sin Fronteras propone que las oficinas locales de ACNUR adopten los siguientes procedimientos específicos para la protección de los periodistas.

 

Reporteros sin Fronteras pide a ACNUR que establezca un mecanismo de alerta con un oficial de referencia en cada una de sus oficinas locales para que los casos de personas que están en este determinado peligro puedan ser identificados y tramitados con mayor rapidez.

 

Al estar en contacto regular con periodistas que huyen al extranjero para salvar sus seguridad y libertad, así como por las sistemáticas investigaciones que realiza al entrar en contacto con cada periodista que busca de protección, Reporteros sin Fronteras está en condiciones de actuar como garante de la identidad y los antecedentes de los periodistas que se acercan a los oficiales de protección del ACNUR.

 

Igualmente es necesario adoptar medidas adecuadas de seguridad para los periodistas de refugiados (y de los defensores de los derechos humanos), incluyendo un programa de refugios urbanos (lejos de los campamentos de refugiados regulares), casas seguras, alertas y mecanismos de protección. Reporteros sin Fronteras lleva más de 20 años ayudando a los periodistas refugiados, pero, aunque estamos en contacto permanente con ellos, los aconsejamos y orientamos, carecemos de los recursos humanos y financieros para poder satisfacer sus necesidades diarias, incluyendo la seguridad. Es vital que los periodistas tengan mayor acceso al proceso de reasentamiento de emergencia y al mecanismo de la ONU de evacuación temporal a un tercer país seguro. El ACNUR debe trabajar para lograr que los países en disposición de ofrecer un refugio seguro tengan mayor participación en estos programas.

 

Reporteros sin Fronteras también se insta a las Naciones Unidas a reconocer públicamente que su procedimiento de protección tradicional no es adecuado para los periodistas amenazados y pide a los Estados miembros que ayuden a compensar estas deficiencias. Esto permitiría al ACNUR superar la pasividad culpable de algunos gobiernos occidentales, que se esconden tras la cuota por este procedimiento global para no hacer nada, a pesar de que más de 260 periodistas han sido asesinados en relación con su trabajo en los últimos cinco años y 154 se encuentran detenidos en la actualidad.

 

Nuestra organización espera que usted se alinee a favor de un tratamiento específico y personalizado de las solicitudes de reasentamiento de los periodistas y defensores de derechos humanos que se ven amenazados en los países de paso. También esperamos que nuestras recomendaciones le ayuden a llevar a cabo una reforma generalizada de los procedimientos del ACNUR.

 

Estamos a su disposición para proporcionarle cualquier información adicional o a reunirnos para discutir estas recomendaciones.

Atentamente,

 

Olivier Basille

Director General de Reporteros sin Fronteras

      

  

DEFIENDE CON NOSOTROS LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN  
(+Hazte AMIGO de RSF 
(+) Hazte SOCIO de RSF  
(+Haz una DONACIÓN 

 ÚLTIMOS INFORMES   

SUMARIO DE ATAQUES: 

          NUEVO ÁLBUM          

EN LA CARRETERA. 100 Fotos por la Libertad de Prensa

       ÁLBUMES DE FOTOS   

       RSF | 100 Fotos de AI WEIWEI por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de PAOLO PELLEGRIN por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de SAM SHAW por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de STEVE McCURRY por la Libertad de Prensa   RSF | 100 Fotos de MARTIN PARR por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de IZIS por la Libertad de Prensa    RSF | Ellas cambian LA INDIA, 100 Fotos por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de RENÉ BURRI por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de DAVID BURNETT por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de PIERRE & ALEXANDRA BOULAT por la Libertad de Prensa    RSF | 101 Fotos de MAGNUM por la Libertad de Prensa