CUBA / UNIÓN EUROPEA | La silla de Guillermo Fariñas en el premio Sajarov quedará vacía

14.12.2010 16:26

 

  • La silla de Liu Xiaobo prmaneció vacía en la ceremonia de entrega del Nobel de la Paz en Oslo hace pocos días

 

Cinco días después de la ceremonia del premio Nobel de la Paz en Oslo, marcada por la ausencia de su homenajeado, Liu Xiaobo, la entrega del premio Sajarov del Parlamento Europeo tendrá lugar en Estrasburgo sin su premiado.

Guillermo “El Coco” Fariñas Hernández, periodista cubano disidente, quien recibió el Premio Ciberlibertad de Reporteros sin Fronteras en 2006, no ha obtenido la autorización de salir del país. En 2005, tampoco las Damas de Blanco –madres, hermanas e hijas de presos políticos de la isla– pudieron recibir el Premio Sajarov con el que fueron reconocidas ese año, junto con Reporteros sin Fronteras y la abogada nigeriana Hauwa Ibrahim. Esta situación demuestra de nuevo las endebles concesiones que el régimen castrista hace a sus opositores.

 

Un mes de espera

“La invitación oficial del Parlamento Europeo a la entrega del Premio Sajarov debía serme enviada en un plazo de una semana por las autoridades consulares de Cuba en Francia. Sin embargo, ha pasado un mes y aún no he recibido nada. A estas horas el documento debe estar perdido”, nos confió Guillermo Fariñas, quien se recupera de “graves secuelas musculares provocadas por múltiples huelgas de hambre”. El fundador de la pequeña agencia independiente Cubanacán Press, en Santa Clara, no expresa sin embargo ninguna amargura. Lo más importante para él, nos dijo, es haber escapado a una salida definitiva.

“Sin duda, las autoridades me habrían dejado partir, pero sin posibilidad de regresar y eso, está fuera de cuestión. Soy cubano y me quedo con el pueblo cubano. Para mí, la única solución aceptable era una salida provisional”.

“Salida definitiva” figura claramente en los pasaportes de los 18 periodistas arrestados en marzo de 2003 –entre ellos nuestro ex corresponsal, Ricardo González Alfonso–, forzados al exilio a cambio de su excarcelación, desde julio pasado. La mayoría de ellos reside desde entonces en España.

 

Prisión o exilio

Tres periodistas encarcelados durante la “Primavera Negra” permanecen en prisión porque se niegan a dejar Cuba: Pedro Argüelles Morán, Héctor Maseda Gutiérrez e Iván Hernández Carrillo. Reporteros sin Fronteras reclama para ellos el derecho incondicional de vivir libremente en el país que es el suyo. 

Éste es también el mensaje de Guillermo Fariñas al recibir su premio. “Un mensaje de reconciliación. Sin rencor ni odio. Amemos a nuestros enemigos. No existe una guerra civil en Cuba sino una rebelión pacífica y la promesa de un cambio profundo de la sociedad. Soy una ínfima parte de esa rebelión y recibo el Premio Sajarov en nombre de todo el pueblo cubano. Este premio me alienta a continuar en este movimiento colectivo hacia el mejor de los premios: la democracia total en Cuba, el respeto de los derechos humanos de todos, incluyendo los de aquellos que son ahora nuestros opresores”.

Hacemos nuestro el discurso de Guillermo Fariñas. La sociedad cubana deberá reconciliarse un día con ella misma, con todas las partes que la conforman. El esfuerzo diplomático, especialmente europeo y latinoamericano, a favor del respeto de las libertades y de los derechos fundamentales en la isla, debe continuar.

Es por ello que Reporteros sin Fronteras apoya la posición común de la Unión Europea, que condiciona la normalización de las relaciones con Cuba al reconocimiento efectivo por el gobierno de La Habana de estos derechos y libertades. El mismo gobierno firmó en 2008, sin ratificarlos, dos pactos de la ONU sobre los derechos civiles y políticos. La organización llama, al mismo tiempo y de nuevo, al levantamiento del embargo impuesto a la isla por Estados Unidos desde 1962, que penaliza a la población cubana, dando un argumento al régimen para no cambiar nada. Hay que dar vuelta a la página de la represión. Los cubanos deben decidir su futuro.