COREA DEL NORTE | Doce años de trabajo forzado para dos periodistas norteamericanas

08.06.2009 00:25

 

La organización Reporteros sin Fronteras está muy impactada por la condena, de doce años de “reeducación por el trabajo”, que la justicia norcoreana ha dictado para las periodistas norteamericanas Laura Ling y Euna Lee. Como resultado de una mascarada de juicio se las ha considerado culpables de cometer un “delito grave” y entrar ilegalmente en Corea del Norte. Empleadas del canal digital Current TV, las dos periodistas norteamericanas, una de ellas de origen coreano y la otra chino, fueron a la frontera china para investigar el tráfico de mujeres norcoreanas. Actualmente, las autoridades chinas tienen detenido a su guía.

“Esta condena a doce años es un impacto terrible para todos los que no han cesado de proclamar la inocencia de Laura Ling y Euna Lee. La sentencia ha ido incluso mucho más lejos de lo que nos temíamos. Es urgente que las autoridades de Pyongyang reconsideren la decisión y permitan que las dos norteamericanas puedan regresar con sus familias”, ha declarado la organización.

Según la clasificación mundial elaborada por Reporteros sin Fronteras, Corea del Norte es el peor país de Asía en términos de libertad de prensa. La condena va dirigida también a desanimar a los periodistas extranjeros que investigan en la frontera.

La agencia estatal de prensa KCNA ha anunciado, el 8 de junio de 2009, que el “juicio ha confirmado el grave delito que cometieron con la Nación coreana al atravesar ilegalmente la frontera”. La más alta jurisdicción del país ha considerado que ambas periodistas, juzgadas del 4 al 8 de junio, han cometido un “delito grave” contra el país, y han pisado ilegalmente suelo norcoreano.

Laura Ling y Euna Lee fueron arrestadas, y detenidas por guardias fronterizos norcoreanos, el 17 de marzo de 2009. Están acusadas de entrar “ilegalmente” en el país y haber llevado a cabo actividades en contra del Estado.

Reporteros sin Fronteras participó recientemente en unas concentraciones de apoyo a las dos periodistas. Lisa Ling, hermana de Laura y también periodista, declaró: “Digo, con toda certeza, que cuando dejaron el suelo norteamericano no tenían ninguna intención de atravesar la frontera con Corea del Norte. Si, en un momento dado, lo hicieron, lo lamentamos profundamente y sabemos que ellas también lo lamentan”.

En un mensaje de apoyo, la periodista irano-norteamericana Roxana Saberi manifestó: “Laura y Euna, rezo para que permanezcáis fuertes. Sabed que ni vuestras familias, ni vosotras, estáis solas. Espero que se encuentre una solución para que podáis regresar con vuestras familias lo antes posible”.