CONGO | Las autoridades congoleñas expulsan a la periodista Sadio Kante Morel

26.09.2014 17:00

 

Sadio Kante Morel, una periodista freelance que ha estado en el punto de mira del gobierno congoleño durante meses, fue expulsada del país durante la noche del 22 de septiembre. Las autoridades argumentaron esta orden con motivos espurios, como que no es congoleña y que estaba residiendo ilegalmente en Congo.

 

Esta profesional de los medios ha logrado encontrar refugio en Bamako, la capital de Malí. Desde allí, ha manifestado que es víctima de la injusticia. Kante Moral nació en Brazzaville, de manera que tiene nacionalidad congoleña desde siempre.

 

"¿Fue un error burocrático o una excusa para deshacerse de la periodista que se había convertido en una molestia?", se pregunta Cléa Kahn-Sriber, responsable para África de Reporteros Sin Fronteras. "De un tiempo a esta parte, el comportamiento de las autoridades hacia los medios de comunicación nos hace inclinarnos por la segunda hipótesis. De cualquier manera, instamos al gobierno a que anule inmediatamente su expulsión, que es inaceptable", añade.

 

Kante Morel es una experiodista de Reuters que se ha mostrado muy crítica con el gobierno en varias ocasiones y, a diferencia de muchos de sus colegas, se ha negado a recurrir a la autocensura como una forma de sobrevivir.

 

Ella fue la primera en informar de que unos hombres armados habían irrumpido en casa del periodista de televisión Elie Smith, el pasado 10 de septiembre. No fue la única ocasión en la que adoptó una postura incómoda para el poder. En septiembre de 2013,  fue agredida por la Policía cuando intentó cubrir el juicio de Marcel Ntsourou, un coronel del ejército.

 

El respeto a la libertad de prensa se ​​ha visto mermado en los últimos meses. Sobre todo, desde que el gobierno comenzó a  planificar de la celebración de un referéndum sobre una enmienda constitucional que permitiría al presidente Denis Sassou-Nguesso presentarse a otros comicios y permanecer en el poder un nuevo mandato.

Congo ocupa el puesto 82 entre los 180 países que integran Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2014 de
 Reporteros Sin Fronteras.