COLOMBIA | Segundo complot para asesinar al periodista de investigación Gonzalo Guillén

30.05.2014 19:00

Reporteros Sin Fronteras expresa su preocupación por las nuevas amenazas de muerte a las que se enfrenta el periodista independiente Gonzalo Guillén, que fue corresponsal del diario estadounidense Miami Herald y de los periódicos colombianos El Tiempo y El País de Cali. El 22 de mayo de 2014, la Fiscalía de Colombia advirtió al periodista que existía un plan para asesinarlo, el segundo en dos años.

 

El periodista está en el punto de mira del exgobernador del departamento de La Guajira, Juan Francisco “Kiko” Gómez, debido a su colaboración en un reportaje publicado en la revista Semana el 4 de mayo de 2013, sobre las estrechas relaciones que existen entre el político y miembros del crimen organizado, en particular una Bacrim (bandas criminales nacidas del movimiento paramilitar).

 

El 21 de mayo de 2014 dos vehículos blindados persiguieron a Gonzalo Guillén; la Unidad Nacional de Protección, que depende del Ministerio del Interior, aumentó de inmediato el número de sus escoltas: de dos a nueve.

 

“Reporteros Sin Fronteras reconoce los esfuerzos de las autoridades al proporcionar al periodista medidas de protección adecuadas”, señaló Camille Soulier, responsable para América de la organización. “Incitamos a las autoridades colombianas a que hagan todo lo posible para identificar a los autores de estas amenazas”.

 

“El trabajo de los periodistas independientes es esencial en medio de una situación en la que la corrupción afecta la vida política a todas las escalas. Las medidas de protección física no pueden ser la única garantía para proteger la vida de los periodistas ni del derecho de libre expresión, porque mientras los victimarios permanezcan en la impunidad continuará la situación de riesgo de Gonzalo Guillén y otros periodistas. Hacer efectiva la orden de captura de personas vinculadas con el crimen organizado, o adelantar las investigaciones que den cuenta de las relaciones de organismos del Estado con mafias organizadas, es responsabilidad del Gobierno Nacional para frenar la impunidad en el país”, agregó.

 

El trabajo periodístico de Gonzalo Guillén contribuyó a la detención del gobernador Juan Francisco Gómez, quien fue condenado en octubre de 2013 por ser el autor intelectual del asesinato de tres personas. Ese mismo año, varias personas que eran fuentes del periodista fueron asesinadas y éste se vio obligado a dejar el país de forma temporal.

 

Gonzalo Guillén trabaja en colaboración con otros dos periodistas independientes, León Valencia y Ariel Ávila. Estos dos últimos publicaron en 2013 un informe sobre la relación entre el gobernador de La Guajira y los dirigentes de una Bacrim local. El mismo año se supo que existía un plan para asesinar a ambos periodistas, quienes se exiliaron por un tiempo; ahora también se encuentran bajo la protección del Ministerio del Interior.

 

Colombia se encuentra en el puesto 126, entre 180 países, en la edición 2014 de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros Sin Fronteras. Más sobre el país, en el Informe Anual.