COLOMBIA | En libertad el reportero francés Roméo Langlois

31.05.2012 14:32

 

 
  • Langlois, retenido por las FARC durante un mes, reitera la importancia de seguir luchando por la información y pide que no se olvide el conflicto colombiano.
  • Reporteros sin Fronteras reconoce la vigencia del mensaje de Langlois, aplaude la red de apoyo durante el cautiverio del reportero francés y condena las acusaciones de Álvaro Uribe en Twitter.

 

"Hay que continuar con la cobertura del conflicto colombiano". Son las primeras palabras del reportero francés  Roméo Langlois después de que lo dejaran libre, este 30 de mayo de 2012, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que lo tuvieron cautivo durante un mes en el departamento del Caquetá.

 

El periodista francés reapareció, cámara en mano, junto a la delegación humanitaria integrada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), la ex senadora Piedad Córdoba y el emisario especial de la República francesa Jean-Baptiste Chauvin.  Dicha delegación llegó a su encuentro en el municipio de San Isidro. Langlois fue recibido en la embajada de Franca en Bogotá esa misma noche y se espera que llegue el 1 de junio por la mañana a París.

 

"Durante su cautiverio, Roméo Langlois no dejó de actuar en ningún momento como un periodista. Las palabras que pronunció al momento de su liberación reflejan la determinación y el compromiso que forman la identidad de la profesión. De igual forma, subrayan el continuo desafío de informar sobre el conflicto colombiano, muchas veces olvidado por la opinión internacional. ¿Cuántos periodistas, portavoces comunitarios o defensores de los derechos humanos deben soportar las continuas amenazas tanto de los paramilitares, como de la guerrilla, o del propio ejército? El mensaje de Romeo Langlois está hoy más de actualidad que nunca ", declara Reporteros sin Fronteras.

 

La organización expresa toda su solidaridad a la familia de Roméo Langlois. De igual forma, destaca la constante movilización de su colega Pascale Mariani, de la redacción de France 24 y de RFI, así como la de numerosos periodistas y medios colombianos.

 

“Agradecemos finalmente, al productor Cédric Delport y los periodistas Etienne Huver y Jean-Pierre Canet, coordinadores del Comité de Apoyo a Roméo Langlois, que siempre nos asociaron en el seguimiento de los hechos”.

 

Tras su liberación, Roméo Langlois confirmó que se había identificado como periodista frente a la guerrilla durante el intercambio de disparos con el ejército, justo antes de ser capturado el pasado 28 de abril. Herido en el brazo, el periodista aseguró que había recibido la atención médica necesaria por parte de los combatientes de las FARC y haber sido "tratado como un invitado" durante estos treinta días. La guerrilla, que se había comprometido el pasado 26 de febrero a no volver a tener  en su poder prisioneros civiles, le presentó sus disculpas.

 

Por último, si  bien la organización se esforzó por calmar las controversias suscitadas por este episodio, condena con la mayor firmeza los tweets publicados, después de la liberación de Romeo Langlois, por el ex presidente colombiano Álvaro Uribe, emitidos con la intención de dañar su reputación. Acusar a Roméo Langlois de "complicidad con el terrorismo" es un acto de injuria y de descrédito. El periodista francés no es la primera víctima, por desgracia, de los ataques del ex jefe de estado, que algún día deberá responder por sus acusaciones.