CHINA | Despedido el equipo de investigación del China Economic Times

20.07.2011 17:53

Reporteros Sin Fronteras condena el cierre de la unidad de investigación del diario China Economic Times, dirigida por Wang Keqin, despedido junto a otras cinco personas de su equipo. La decisión, iniciativa de la directiva del periódico, se tomó el 18 de julio y deja en el aire el futuro de estos profesionales de la comunicación.

 

El cierre de la unidad, que desafía toda lógica editorial, llega en un momento particularmente represivo para quienes defienden los derechos fundamentales y la independencia profesional.

 

Reporteros Sin Fronteras se cuestiona sobre el verdadero motivo de esta decisión. "Con toda probabilidad no se debe a motivos económicos", afirma la organización, que se pregunta si ha sido una decisión del alto aparato del estado. "La dirección del periódico debe dar una explicación clara para esta medida, que tiene todas las características de un despido improcedente. Wang es un pionero del periodismo de investigación en China, y ha realizado una importante contribución a la libertad de prensa", añade RSF.

 

Fue Qian Gang, del China Media Project, un estudio de comunicación con sede en Hong Kong, al que también está afiliado Wang, quien dio la noticia el 18 de julio del "desmantelamiento" de la unidad de investigación del China Economic Times. Preguntado por varios medios de comunicación, Wang no estaba en condiciones de hacer comentarios sobre el cierre. "Tengo que colgar", le dijo a la Agence France-Presse.

 

Varias fuentes han informado a Reporteros Sin Fronteras que Wang y su equipo podrían perder su trabajo o ser transferidos a otras secciones del periódico.

 

Desde su surgimiento, hace diez años, el China Economic Times, ha protagonizado notables investigaciones sobre temas de interés público de la mano de  Wang y su equipo. En 2002, publicó una investigación sobre las deficiencias en la gestión del monopolio de taxis de Beijing. En 2010, tras meses de investigación, publicó un informe sobre vacunas defectuosas, responsables de la muerte de varios niños en 2006 y 2007. Después de defender la investigación de Wang, Bao Yueyang (包月 阳) se vio obligado a dimitir como editor del China Economic Times, en mayo de 2010.

 

En varias ocasiones Wang ha recibido amenazas de muerte y violencia física como consecuencia de sus reportajes de investigación.