CHINA | Acoso de las autoridades a familiares de periodistas y blogueros

29.03.2016 17:50

Reporteros Sin Fronteras condena el acoso del gobierno chino a las familias de periodistas y blogueros residentes en el extranjero, y pide poner fin a la caza de brujas que ha supuesto la detención de numerosas personas bajo la acusacion de haber suscrito una carta abierta en Internet que pide la dimisión del Presisdente Xi Jinping.

Chang Ping, periodista residente en Alemania, ha denunciado la detención de tres hermanos suyos por parte de las autoridades chinas, el 27 de marzo, en la provincia de Sichuan. Dos de ellos, una hermana y un hermano, fueron puestos en libertad al día siguiente. 

"La policía le pidió a mi familia que se pusiera en contacto conmigo y me exigiera que dejase inmediatamente de publicar artículos críticos con el Partido Comunista Chino", ha contado Chang a la ONG China Change.

En un artículo publicado el 25 de marzo, Chang condenó el "secuestro" de Jia Jia, el 15 de marzo, poco tiempo antes de que se difundiera por Internet la carta anónima que pedía la dimision del Presidente. Jia fue finalmente puesto en libertad del 25 de marzo. 

Chang es conocido y resptado en China por negarse a someterse a la censura. Dejó el país en 2011, tras constantes presiones del Departamento de Propaganda, y trabaja en la actualidad para Deutsche Welle.

"Esta caza de brujas demuestra directamente la naturaleza dictatorial del gobierno chino, pero el silencio universal de los países europeos y de la comunidad internacionla al completo es más chocante si cabe", afirma Benjamin Ismaïl, responsable de la oficina de Asia de Reporteros Sin Fronteras. 

"¿Debemos esperar a que se detenga y acuse a diplomáticos extranjeros de llevar a cabo actividades contra el Partido Comunista para ver una reacción?", se pregunta Ismaïl. "Estados Unidos y Alemania tiene el deber de exijir a las autoriadades chinas que respetan los derechos fundamentales de sus ciudadanos, como Chang Ping y Wen Yunchao, en lugar de atacarlos, como hacen ahora", añade.

La famila de Wen Yunchao, conocido bloguero residente en Nueva York, también sufre el acoso de las autoridades chinas. El 22 de marzo, la policía irrumpió en la casa de sus padres y de un hermano en la provincia de Guangdong tras las sospechas que apuntaban a Yunchao como autor de la carta anonima que pedía la dimisión del Presididente Xi Jinping.

Wen Yunchao es autor de varias campañas online a favor de los derechos humanos y contra la censura en Internet. Fue galardonado con el Premio a los Derechos Humanos de la República Francesa que otora la Comisión Nacional Consultiva Francesa sobre Derechos Humanos.

Desde el 15 de marzo han sido detenidas al menos 20 personas, seis de ellas empleadas de Wujie News, la web donde se publicó originalmente la carta abierta.

China ocupa el puesto 176 de los 180 países que conforman la acual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anulamente por Reporteros Sin Fronteras.