CHILE | Nuevos casos de obstrucción de la información medioambiental

17.05.2011 12:44

 

  • Detenida una periodista en una protesta contra el proyecto “HidroAysén”
  • Las autoridades paralizan los recursos para distribuir un documental sobre la cuestión mapuche

 

Un vasto movimiento de protesta moviliza en este momento a numerosos ciudadanos contra la aprobación inminente del proyecto “HidroAysén”, con el que se pretende instalar cinco centrales hidroeléctricas en la Patagonia chilena. El 13 de mayo de 2011, una manifestación en Temuco, en el sur del país, fue fuertemente reprimida a los cinco minutos y se saldó con la detención de Marcela Rodríguez, fotógrafa y colaboradora del sitio web Mapuexpress (http://www.mapuexpress.net/).

 

La redacción del diario electrónico dio a conocer a Reporteros sin Fronteras que la mujer, de 29 años de edad, fue víctima de maltrato por parte de los carabineros. Marcela Rodríguez deberá comparecer ante la justicia el próximo 22 de junio, junto con otras diez personas, procesadas como ella por “desordenes públicos”, según el sitio web de la emisora Radio Bío Bío. El ministerio público pide para cada persona 300 días de prisión y el pago de una multa de una Unidad Tributaria Mensual en caso de que los acusados se nieguen a reconocer su responsabilidad en los hechos mencionados. 

 

“Esperamos que en el marco de este proceso los carabineros ofrezcan a la vez explicaciones sobre su comportamiento durante la detención de la periodista y sobre los ataques cometidos previamente contra la libertad de reunión y la libertad de informar, que no obstante están garantizadas por la Constitución. En Santiago, 30.000 personas marcharon. ¿Por qué la manifestación, de menor amplitud, y su cobertura, se restringieron rápidamente en Temuco? El conflicto suscitado por el proyecto HidroAysén se suma al gran contencioso territorial entre las comunidades Mapuches y las autoridades de esta región del país. La suerte de Marcela Rodríguez adquiere un eco particular cuando, al mismo tiempo, el caso de la documentalista Elena Varela vuelve a surgir de una manera preocupante”, declaró Reporteros sin Fronteras.

 

Autora de la película “Newen Mapuche”, que trata sobre el conflicto agrario y medioambiental que enfrenta a los pueblos indígenas de Araucanía y al gobierno, Elena Varela fue arrestada e inculpada en un caso de derecho común durante la grabación del documental, en 2008; fue exonerada y puesta en libertad el 22 de abril 2010 (http://www.rsf-es.org/news/chile-en-libertad-la-documentalista-elena-varela/). Las numerosas zonas oscuras que rodean el expediente dejan lugar a sospechas de una maniobra de censura contra la cineasta, puesto que dos equipos de documentalistas extranjeros, que también fueron a Araucanía a cubrir la cuestión Mapuche, fueron expulsados del país en el mismo periodo.

 

La película de Elena Varela se encuentra ahora lista para ser difundida y comercializada; por otra parte, será proyectada en algunos festivales de Chile y de otros países. Sin embargo, en una carta con fecha del 13 de abril pasado, de la que recibimos una copia, la Corporación de Fomento (CORFO), a través de su Programa de Fomento al Cine y la Industria Audiovisual, comunicó a Elena Varela su negativa a proporcionarle los recursos que solicitaba para la distribución nacional e internacional de “Newen Mapuche”. Motivo: “la obra dañaría la imagen del país”. “Es evidente que se trata de una censura política”, indicó la Asociación de Documentalistas de Chile (ADOC) en una carta abierta enviada el 12 de mayo pasado a Hernán Cheyre, Vicepresidente Ejecutivo de la CORFO, y al Ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke. La cineasta, por su parte, interpuso un recurso ante los servicios del Ministerio de Cultura cuya decisión, esperada el 11 de mayo, aún no es notificada.

 

“Pedimos una explicación a la CORFO. En espera de una respuesta a nuestra solicitud, nuestra apreciación del caso coincide con la de los cineastas de la ADOC. El motivo mencionado para negar la ayuda a la distribución de ‘Newen Mapuche’ parece incluso confirmar que Elena Varela fue arrestada en 2008 por haber dedicado una película a una cuestión de la que el gobierno no quiere escuchar hablar de forma manifiesta. Además de su carácter técnicamente absurdo –pues ya han tenido lugar varias proyecciones del documental–, una decisión definitiva en detrimento de la película pone en evidencia la persistencia de un tabú, con el que ya es hora de acabar. El documental de Elena Varela muestra un problema de interés público nacional, incluso internacional. En nombre del debate, de la libertad de expresión y de la libertad de información, ‘Newen Mapuche’ debe gozar de una distribución normal”, concluyó Reporteros sin Fronteras.

 

Leer también el informe de la organización “Investigaciones de alto riesgo: deforestación y contaminación”.