CAMBOYA | Agresiones a periodistas que cubrían manifestaciones pacíficas

27.09.2013 17:13

Reporteros Sin Fronteras manifiesta su apoyo al Club de Periodistas Extranjeros de Camboya (Overseas Press Club of Cambodia) y al Centro Camboyano de Medios Independientes (CCIM), que piden una investigación que juzgue a los responsables de las agresiones a un total de siete informadores en las manifestaciones del 22 de septiembre, en Phnom Penh.

Individuos enmascarados actuaron de forma coordinada con agentes de la policía para agredir a los manifestantes que protestaban para exigir transparencia electoral y la expulsión de la capital de los miembros de la comunidad Boeung Kak. Según algunos testigos, la policía militar se sumó a los agresores enmascarados cuando empezaron a cargar contra la prensa. Siete periodistas, la mayoría fotógrafos, resultaron heridos y uno de ellos fue inmovilizado con un arma eléctrica.

Reporteros Sin Fronteras condena el ataque deliberado a estos infromadores, claramente identificados como periodistas y recuerda que no estaban participando en las manifestaciones. "También resulta preocupante la existencia de grupos de civiles fuera de las fuerzas de seguridad legalmente establecidas para mantener el orden público. De no investigarse y depurarse responsabilidades, la impunidad que puedan tener estos ataques tendrá un efecto devastador en los profesionales de la información y les inducirá a la autocensura", advierte RSF.