BURUNDI | RSF pide al Senado que paralice la nueva ley de prensa

04.04.2013 18:24

RSF denuncia la aprobación,  por la Asamblea Nacional de Burundi, de una nueva ley de prensa, que restringe la protección de las fuentes, aumenta las multas y obliga a todos los periodistas a tener una licencia, independientemente de su experiencia. La organización teme un retroceso  de la libertad de información si el Senado aprueba la nueva ley.


“Pedimos al Senado que no vote este texto, que representa al ala más dura del partido gobernante y reduce el margen de maniobra de los periodistas y medios de comunicación. Como ya se ha podido constatar en el caso Ruvakuki, los periodistas quedarían al margen del debate democrático” declaró RSF.


 El Presidente de la Unión de Periodistas de Burundi, Alexandre Niyungeko, ha denunciado también la intención de “cerrar  los medios de comunicación independientes”.


 En la Cámara Legislativa, el texto fue votado mayoritariamente con 82 votos a favor, 15 en contra y dos abstenciones. Ahora debe ser aprobado por el Senado para ser definitivamente adoptado.


Esta nueva ley restringe la protección de las fuentes de información “si éstas pueden infringir delitos relativos a la Seguridad del Estado, el orden público o el secreto de la Defensa”. Prohíbe también la difusión de informaciones o documentos que tengan que ver con   la economía  o que hagan propaganda del enemigo tanto en tiempos de paz como de guerra”. El texto aumenta las multas que irían de 150 a 1000 euros.


 El Consejo Nacional de la Comunicación (órgano que regula a los medios de comunicación) es el encargado en estos momentos de conceder y retirar temporal o definitivamente el carnet de prensa si existe “difamación o injurias”. A lo largo de 2012 y con motivo de la visita a Burundi de RSF para defender al periodista Hassan Ruvakuki, la organización abordó con las autoridades los puntos negativos de éste texto, recibiendo la contestación de que sería reformado por la Asamblea, pero la realidad es que en estos momentos se trabaja sobre la propuesta inicial.


 Burundi se encuentra en el lugar 132, sobre los 179 países clasificados, en cuanto a la libertad de información, publicado recientemente por RSF.