BRASIL | RSF pide que se depuren responsabilidades por los abusos policiales en São Paulo

14.06.2013 19:04

Reporteros Sin Fronteras pide a la Secretaria de Derechos Humanos y a la ministra Maria do Rosário, que inicie una investigación sobre las graves violaciones a las libertades constitucionales cometidas por la policía militar de São Paulo durante las manifestaciones contra el aumento de las tarifas del transporte público.

"La libertad de información es una garantía consagrada en la Constitución brasileña de 1988, que ha sido gravemente violada en la represión de la policía militar a los manifestantes y profesionales de los medios de comunicación. Las detenciones y agresiones a varios periodistas deben ser investigadas en profundidad y deben aplicarse las sanciones correspondientes a sus autores", solicita Reporteros Sin Fronteras, que pide igualmente que se depuren todas las responsabilidades públicas por lo sucedido, tanto en São Paulo como en otros lugares del país.

Los abogados del periodista Pedro Ribeiro Nogueira, detenido desde el 11 de junio, han interpuesto un recurso de Habeas Corpus para solicitar la presencia periodista ante un tribunal. Según fuentes de Reporteros Sin Fronteras, el periodista tendría que ser puesto en libertad hoy, 14 de junio. La organización pide que se retiren los cargos presentados contra él.

El 13 de junio, cuarto día de manifestaciones, el periodista Piero Locatelli, del semanario Carta Capital, y el fotógrafo de Portal Terra, Fernando Borges, fueron brevemente detenidos por portar entre sus pertenencias botellas de vinagre, producto que inhibe los efectos del gas lacrimógeno.

La periodista Giuliana Avallone, de TV Folha, fue alcanzada por una bala de goma disparada por un agente de la unidad de élite de la policía militar de São Paulo conocida como Rota. Seis periodistas del diario la Folha de São Paulo, entre ellos Fábio Braga, también resultaron heridos, y dos profesionales del periódico O Estado de Sao Paulo fueron víctimas del ataques con gas lacrimógeno.

"Cabe recordar que la policía militar fue creada en Brasil durante la dictadura como un cuerpo auxiliar del Ejército y que sus prácticas no han evolucionado desde entonces", denuncia el periodista independiente Ivan Seixas, coordinador de la Comisión para la Verdad en el Estado de Sao Paulo (ver informe).