BIELORRUSIA | La autoridades detienen y acusan a periodistas de "lenguaje obsceno"

30.07.2012 13:08

 

Reporteros Sin Fronteras pide la retirada de los cargos que acusan al corresponsal de European Radio for Belarus (ERB), Vital Ruhayn, de "vandalismo" y "utilización de lenguaje obsceno en un lugar público".  El periodista fue detenido el 25 de junio, después de publicar un video que denunciaba las carencias del sistema de seguridad del metro de Minks, donde tuvieron lugar los atentados en 2011. Ayer se declaró inocente de los cargos que se le acusan en el juicio -celebrado sin la presencia de su abogado- que ha sido pospuesto al 3 de agosto. 
 
No es la primera vez que las autoridades acusan a un profesional de los medios de comunicación de utilizar un lenguaje obsceno -Pavel Svyardlow, también corresponsal de ERB, fue sentenciado, en junio, a 15 días de cárcel por el mismo cargo- ni que se pone en evidencia el sistema de seguridad de la capital: El 4 de julio una agencia de publicidad sueca lanzó desde una avioneta, que entró sin obstáculos en el espacio aéreo bielorruso, cientos de peluches con mensajes de apoyo a la libertad de expresión. 
 
En el video,  Ruhayn trasnportó una bolsa de gran volumen por el metro de Minsk con el fin de probar la vigilancia de la policía. A pesar de que tomó la misma ruta que el suicida de 2011, la seguridad del meto no le interceptó en ningún momento. 
 
Mientras, el periodista bielorruso, Anton Surapin, lleva detenido desde el 13 de julio por el Comité de Seguridad del Estado (KGB). Hoy se cumple su 14º día en prisión, periodo máximo que contempla la ley bielorrusa para la detención preventiva. Se le acusa de ayudar a extranjeros a cruzar la frontera ilegalmente y se enfrenta a una posible sentencia de siete años de cárcel.