BANGLADESH | El corresponsal del Samakal Dainik sufre un ataque bomba

14.07.2011 14:56

Mashiyul Haque, corresponsal del diario Samakal Dainik y presidente del Club de Prensa de Kalia, y su esposa, Reena Parvin, resultaron gravemente heridos tras la explosión de una bomba en su domicilio, en el suroeste de la localidad de Kalabaria, el 11 de julio pasado.

 

Ambos fueron trasladados a un hospital de Dhaka, donde se informó de su estado crítico. Sus dos hijos, de 4 y 6 años, que también estaban en la casa en el momento de la explosión, no resultaron heridos.

 

Reporteros Sin Fronteras manifiesta su apoyo a Haque y a su esposa. "Teniendo en cuenta la violencia ejercida contra los profesionales de los medios de comunicación en las últimas semanas, las autoridades no deben desechar el móvil profesional en este ataque", señala la organización.

 

"Un acto de violencia de este nivel no debe quedar impune. Instamos a las autoridades a garantizar la seguridad de la familia Haque y llevar a cabo una investigación exhaustiva con el fin de identificar y encarcelar a los responsables".

 

Haque afirma haber visto a dos o tres personas corriendo tras lanzar un artefacto explosivo por la ventana de su dormitorio y dice también haber oído disparos. El jefe de la policía de la cercana ciudad de Naraghati, Sarowar Hossain, ha asegurado que se ha iniciado una investigación, aunque, hasta la fecha, no se ha producido ninguna detención.

 

Bangladesh, clasificado en el puesto número 126, de los 178 países que componen la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de RSF, ha experimentado recientemente un aumento de la violencia ejercida contra el personal de los medios de comunicación. El ataque a Haque es el décimo dirigido a periodistas en las últimas seis semanas. 

 

Algunos casos están inmersos en la ola de violencia política que iniciada el mes pasado. El 5 de julio, en la ciudad de Comilla, a 100 km al sureste de Dhaka, resultaron heridos cinco activistas, dos de ellos tuvieron que ser hospitalizados, tras las protestas contra las recientes enmiendas constitucionales del gobierno. Dos días antes, cuatro periodistas resultaron heridos tras ser atacados en el distrito occidental de Kushtia.