AZERBAIYÁN | RSF insta a los patrocinadores de los juegos de Baku a pedir la libertad de los informadores presos

10.06.2015 11:22
Reporteros Sin Fronteras ha escrito a los patrocinadores de los Juegos Europeos de Baku para que no ignoren las violaciones a la libertad de información que tienen lugar en Azerbaiyán en beneficio de sus intereses económicos y pidan la puesta en libertad de los 12 periodistas y blogueros encarcelados en el país. 
 
Estimados Patrocinadores de los Juegos Europeos de Baku, 
 
Estimados Ejecutivos de McDonald’s, Coca-Cola, Motorola y otras multinacionales,
 
En pocos días vuestra marca estará en el punto de mira como patrocinadores y socios de los primeros Juegos Olímpicos Europeos que se celebrarán en Baku, capital de Azerbaiyán. 6.000 atletas participarán en ellos, y un total de 1.500 periodistas extranjeros se desplazarán al lugar para cubrirlos. Más de 225 millones de casas europeas podrán ver en directo los juegos y vosotros obtendréis un evidente beneficio económico de ello por vuestra (sobre)exposición.
 
¿Pero deberíais permitir que vuestros intereses económicos no os dejasen ver la situación de los derechos humanos en Azerbaiyán? ¿Deberiais ignorar las violaciones a la libertades fundamentales que se llevan cometiendo desde hace años? No es difícil indagar sobre esto. Reporteros Sin Fronteras, como organización de defensa de la libertad de información, puede ayudaros y daros todos los detalles que necesitéis. 
 
¿Sabéis, por ejemplo, que ser un periodista independiente es un deporte de alto riesgo en Azerbaiyán? A fecha de hoy, el régimen del Presidente Ilham Aliyev tiene encarcelados a 12 periodistas y blogueros acusados de cargos tan ridículos como tráfico de drogas, hooliganismo o espionaje para otro país extranjero.
 
Las autoridades no dudan en usar los métodos más impactantes para acallar a aquellos que alzan su voz. La periodista de investigación y activista de los derechos humanos Khadija Ismayilova ha pagado un alto precio. Fue chantajeada con la publicación de un video de contenido sexual cuando puso de manifiesto el nivel de corrupción del gobierno. Pero no tuvieron éxito con este tipo de presión y finalmente fue detenida, el 5 de diciembre, y acusada de incitar a un compañero de profesión a suicidarse. Lleva desde entonces privada de libertad sin que se haya celebrado todavía el juicio. 
 
El régimen lleva meses en una campaña del terror surprimiendo sistemáticamente toda crítica. Los periodistas y blogueros han sido silenciados, encarcelados o se han visto forzados al exilio. El último diario de oposición, el Azadlig, está al borde de la quiebra por las multas astronómicas que le ha impuesto la persecución política a la que está sometido. El Gobierno controla todo el sector audiovisual.
 
Esta dictadura ocupa el puesto 163 de los 180 países que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa, elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras, sólo por delante de países como Bahréin o Arabia Saudí. 
 
Responderéis a esta descripción diciendo que no podéis actuar como gobiernos u organismos internacionales, que son los que deberían presionar al régimen para que se democratizara y dejara de violar la libertad de inforamción. 
 
Pero podéis saliros de esa postura muy fácilmente. Las Naciones Unidas ya ha dicho que el deber de respetar los derechos humanos que tienen las actividades de las empresas “tiene que buscar la prevención o eliminación de los impactos negativos en los derechos humanos (…) o incluso contribuir a que no se produzcan”.
 
Con el legado de los fundadores del espíritu olímpico sobre nosotros y el coraje de nuestros atletas jaleado en el mundo entero, tenemos elementos suficientes para compartir lo que tenemos que compartir más allá de los intereses económicos. Deberíais aprovechar vuestra visibilidad y pedir la liberad de los 12 informadores encarcelados.
 
Algunos de vosotros - McDonald’s y Coca-Cola - también calificasteis la reciente dimisión del presidente de la FIFA como un “paso significativo” para restablecer la confianza en esta institución y manifestasteis vuestra preocupación por la ética, la transparencia y la integridad. Pero no es un paso significativo si no vais más allá.
 
Lista de patrocinadores oficiales:
 
British Petroleum
Coca Cola
McDonald’s
Motorola
Nestlé
Procter & Gamble
Sitecore
Tissot
Tickethour