AZERBAIYÁN | Reporteros Sin Fronteras pide la libertad de la periodista Khadija Ismayilova

15.12.2014 22:28

 

Reporteros Sin Fronteras recoge firmas para exigir la puesta en libertad de la periodista de investigación Khadija Ismayilova, destacada personalidad en la lucha por la libertad de prensa en Azerbaiyán que fue detenida el 5 de diciembre. En su petición, la organización insta también a que se retiren los cargos absurdos que pesan sobre ella.

 

¡Firma la petición!

 

Khadija Ismayilova es una periodista premiada y una figura emblemática del periodismo independiente en Azerbaiyán. Ahora está forma parte del centenar de presos políticos del país. Ella presintía su arresto, pero a pesar del creciente y largo acoso al que ha sido sometida, nada pudo persuadirla para que abandonara el país por el que ha luchado durante años con un valor y persistencia excepcionales.

 

Fue directora del servicio para Azerbaiyán de Radio Free Europe / Radio Liberty, frecuencia prohibida desde 2009; ahora trabaja para varias agencias de noticias. Ismayilova se dedica a los temas más intocables, como el dominio del todopoderoso clan presidencial en los negocios más lucrativos del país, los conflictos de intereses o la corrupción de alto nivel.

 

La víspera de su detención, el jefe de personal de la Presidencia, Ramiz Mehdiyev, se refirió a ella por su nombre en un violento discurso en el que denunció la "quinta columna" azerbaiyana y los intentos extranjeros para desestabilizar el país.

 

Como parte de su campaña para eliminar el pluralismo mediático, el gobierno del presidente Ilham Aliyev ha puesto a Khadija Ismayilova en detención preventiva por un mínimo de dos meses, y la ha acusado del intento de suicidio de un ex compañero de trabajo.

 

La acusación contra esta activista de los derechos humanos, que se ha enfrentado con anterioridad a las acusaciones de espionaje y difamación, es, a todas luces, absurda. Ismayilova se une a otros nueve periodistas y al menos a cinco bloggers detenidos, todos encarcelados a causa de sus actividades profesionales. Reporteros Sin Fronteras pide su liberación inmediata e incondicional.

 

"Al encarcelar a una periodista de renombre mundial como Khadija Ismayilova, las autoridades de Bakú han dado una enorme bofetada a todos aquellos que creen en la libertad de información y los derechos humanos", ha declarado el secretario general de Reporteros Sin Fronteras, Christophe Deloire. "El gobierno de Ilham Aliyev orquestó una ofensiva sin precedentes mientras Azerbaiyán ocupaba la presidencia del Consejo de Europa y ahora ha evidenciado de forma clara su sensación de total impunidad. Ya es hora de que se les demuestre que estaban equivocados".

 

Desafiante ante las amenazas

 

En 2011, Ismayilova reveló que las dos hijas de Aliyev, a través de una empresa ficticia, tenían acciones en la floreciente empresa de telecomunicaciones Azercell, poseedora del monopolio del acceso a la red 3G en Azerbaiyán a pesar de las sospechas que rodean su entrada en el mercado.

 

Un año más tarde, ella y un colega, Nushabe Fatullayeva, revelaron que ambas también tenían acciones en una mina de oro y plata recientemente inaugurada en la localidad de Chovdar. Además de los riesgos ambientales, la operación consistió en la compra de tierras a bajo precio y la destrucción de la infraestructura local. En ese momento, Ismayilova fue víctima de una campaña de desprestigio en la que se utilizó un vídeo. Lejos de darse por vencida, ella desveló dichas maquinaciones y volvió a publicar su denuncia de la familia del presidente. El vídeo se publicó en Internet y ella fue el blanco de una campaña de desprestigio en los medios oficiales. La campaña se reavivó al año siguiente después de la publicación de un segundo vídeo.

 

En lugar de desanimarse, en 2013 contribuyó a una investigación realizada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación que da a conocer que la familia del presidente tenía acciones de empresas con sede en las Islas Vírgenes Británicas que se beneficiaron de lucrativos contratos de construcción en Bakú. Las autoridades de Azerbaiyán intensificaron sus esfuerzos represivos, y aumento la presión sobre Ismayilova, que fue acusada de espionaje, de difamación, y de tomar parte en una manifestación no autorizada. Fue detenida en el aeropuerto y finalmente se le prohibió la salida del país en octubre de este año.

 

Las actividades de Ismayilova han entrado recientemente en una nueva dimensión. Después de que la mayor parte de los activistas de derechos humanos de Azerbaiyán fuesen arrestados, se ha dedicado a llenar el vacío que habían dejado. Contribuyó a elaborar una lista de presos políticos, luchó por organizar apoyo legal y asistencia para las familias e, incansable, mantiene a la comunidad internacional al tanto sobre los pasos hacia el abismo que da su país en lo que se refiere al respeto de los derechos humanos.

 

Antes de que la escalada de represión alcanzase un nuevo récord este año, Azerbaiyán ocupaba el lugar 160, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de Reporteros Sin Fronteras.

 

Ayúdanos a liberar Khadija Ismayilova, firma la petición.

 

      

  

DEFIENDE CON NOSOTROS LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN  
(+Hazte AMIGO de RSF 
(+) Hazte SOCIO de RSF  
(+Haz una DONACIÓN 

 ÚLTIMOS INFORMES   

SUMARIO DE ATAQUES: 

          NUEVO ÁLBUM          

JAZZ. 100 Fotos por la Libertad de Prensa

       ÁLBUMES DE FOTOS   

         RSF | 100 Fotos de AI WEIWEI por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de PAOLO PELLEGRIN por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de SAM SHAW por la Libertad de Prensa  RSF | 100 Fotos de STEVE McCURRY por la Libertad de Prensa   RSF | 100 Fotos de MARTIN PARR por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de IZIS por la Libertad de Prensa    RSF | Ellas cambian LA INDIA, 100 Fotos por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de RENÉ BURRI por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de DAVID BURNETT por la Libertad de Prensa    RSF | 100 Fotos de PIERRE & ALEXANDRA BOULAT por la Libertad de Prensa    RSF | 101 Fotos de MAGNUM por la Libertad de Prensa