AZERBAIYÁN | Omar Mamedov, otro bloguero crítico condenado a una larga pena de cárcel

13.07.2014 18:30

 

El régimen de Azerbaiyán vuelve a utilizar la condena por droga en un juicio político para acallar una voz crítica

 

Reporteros Sin Fronteras condena la pena de prisión de cinco años que un tribunal de Bakú ha impuesto a Omar Mamedov, un bloguero de 19 años de edad y activista de la oposición, por un falso cargo de drogas. Ha sido víctima de un juicio políticamente manipulado y diseñado para silenciar a un crítico del gobierno.

 

Los blogueros siguen encarcelados en Azerbaiyán pese a la afirmación que el presidente Ilham Aliev hizo en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa el 25 de junio, que dijo que su país tiene "un Internet libre".

 

El tribunal de Bakú impuso la pena de prisión de cinco años a petición de la fiscalía, el 4 de julio, después de condenar a Mamedov por "posesión de drogas" en virtud del artículo 234.4.3 del Código Penal - un cargo usado rutinariamente contra activistas de la oposición en Azerbaiyán.

 

Detenido desde el 24 de enero de Mamedov era un bloguero activo que solía informar sobre abusos contra los derechos humanos. Utilizaba para gestionar las páginas de Facebook "Selections from AzTv" y "Named after Heydar Aliyev", fuentes de información muy populares por su crítica cáustica del gobierno. "Selecciones de AZTV" recibió alrededor de 500.000 visitantes en junio.

 

Miembro de varios movimientos políticos de oposición, Mamedov se unió al movimiento cívico juvenil NIDA después de su detención.

 

"Este ha sido el último de muchos juicios políticos, uno en que se han quebrantado los derechos de defensa con el fin de silenciar a un crítico", señaló Johann Bihr, responsable de  Reporteros Sin Fronteras para Europa del Este y Asia Central.

 

"Llamamos a la justicia para que anule esta condena en la apelación y absuelva a este bloguero de las absurdas acusaciones que se le imputan. El Consejo de Europa debe hacer la lectura apropiada de este aumento de la represión orquestada por el gobierno de Azerbaiyán".

 

Mamedov insistió en su inocencia durante todo el juicio. "Serán castigados en el futuro por cada veredicto injusto que emitan. Ni usted ni sus jefes serán capaces de evitarlo", dijo al juez y al fiscal en referencia al artículo 295 del código penal.

 

Su abogado, Khalid Bagirov, y el Instituto para la Libertad y Seguridad (NIIF), apuntaron que la fiscalía no presentó ninguna prueba en apoyo de sus acusaciones. Los observadores dijeron que el hecho de que el tribunal se tomase 50 minutos para leer el veredicto completo después de que el jurado deliberase durante apenas media hora, refuerza la impresión de que el veredicto estaba decidido de antemano.

 

Mamedov estaba estudiando en el extranjero cuando su padre fue llamado a presentarse en la Dirección General de lucha contra el crimen organizado del Ministerio del Interior. Allí le instaron a que su hijo dejase de "calumniar" al gobierno. Mamedov asegura que regresó a Bakú para acabar con el acoso a su familia, a pesar de que sabía lo que le esperaba.

 

Bagirov anunció que habría apelación aunque no esperaban nada del nuevo proceso, pero que querían agotar todos los posibles recursos legales disponibles en Azerbaiyán para poder remitir el caso a la Corte Europea de Derechos Humanos.

 

Azerbaiyán asumió la presidencia rotatoria del consejo de ministros del Consejo de Europa el 14 de mayo. Hoy por Hoy, es el más represivo de los 47 estados miembros de una organización que se supone debe garantizar el respeto de los derechos humanos en la región.

 

Clasificado en el puesto 160 -entre 180 países- en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2014 de Reporteros Sin Fronteras, Azerbaiyán tiene más periodistas e internautas en prisión que cualquier otra ex república soviética.