AZERBAIYÁN | Las autoridades posponen el juicio a la periodista detenida Khadija Ismayilova

24.07.2015 17:11
El juicio a la periodista Khadija Ismayilova, previsto para el 22 de julio, Día Nacional de la Libertad de Prensa en Azerbaiyán, fue pospuesto por las autoridades del país a ultima hora hasta hoy, 24 de julio.
 
Esta aparente preocupación por las apariencias resulta sorprendente en esta república del Cáucaso donde nada impide a las autoridades acosar a los medios de comunicación como lo llevan haciendo el último año. Los pocos medios independientes que luchan por sobrevivir en el país están expuestos a la presión del régimen que tiene como objetivo asfixiarles económicamente. Además, un total de 12 informadores están actualmente presos en Azerbaiyán.
 
Encarcelando a Khadija Ismayilova, y dejarla a la espera de juicio desde hace meses, fue una de las últimas y más dura medidas del régimen. Ismayilova, periodista de investigación, es conocida por su cobertura de casos de corrupción de alto nivel. Las autoridades intentan silenciarla desde hace tiempo, recurriendo a campañas de desprestigio, denuncias y chantajes. Pero Khadija Ismayilova continuó haciendo su trabajo.
 
La última vez que la vi fue en septiembre de 2014, cuando muchos de nosotros le aconsejamos que saliera del país por un tiempo. Varios defensores de los derechos humanos fueron detenidos entonces y ella estaba preocupada recopilar los casos y organizar la asistencia a sus familias. Su detención era a todas luces inminente y lo sabía, pero nadie pudo convencerla. Azerbaiyán era su país y estaba haciendo su trabajo, no iba a permitir que le régimen le impidiera hacerlo. 
 
En cuanto volvió a Azerbaiyán las autoridades le impidieron abandonar el país. El jefe de la oficina del presidente, Ramiz Mehdiyev, la nombró en un artículo publicado el 4 de diciembre sobre los “intentos de desestabilización” y la “quinta columna”.  Fue detenida al día siguiente y acusada de incitar a un antiguo compañero a suicidarse. Las autoridades, conscientes de que los cargos eran absurdos, presentaron nuevas acotaciones formales, de modo que Ismayilova será juzgada por supuesto fraude fiscal y actividades ilegales, ademas de abuso de autoridad en relación con su trabajo para Radio Free Europe/Radio Liberty, de cuya oficina en Baku fue responsable de 2009 hasta su cierre por orden de las autoridades, en diciembre de 2014.