ARGENTINA | Redada de la Gendarmería Nacional en la sede de una revista cooperativa

18.09.2013 17:19

Decenas de hombres armados de la Gendarmería Nacional (aduana militar) invadieron las oficinas de la revista cooperativa La Garganta Poderosa, el 16 de septiembre, en el barrio Villa Zabaleta de Buenos Aires. Los agentes de la Gendarmería confiscaron todo el equipo de redacción sin presentar para ello ninguna orden judicial.

"Este operativo, efectuado fuera de todo marco legal, constituye un grave abuso de poder contra la revista y su personal", denuncia Reporteros Sin Fronteras, que pide una investigación federal que explique cuanto antes las razones de este procedimiento. "Los altos mandos de la Gendarmería deberán rendir cuentas por el comportamiento de sus efectivos", pide RSF. La organización se pregunta por los motivos de la Gendarmería Nacional para efectuar una acción semejante en una revista local.

Horas antes de la redada en la sede de La Garganta Poderosa, sus periodistas habían acompañado a presentar una denuncia ante los tribunales a los familiares de un niño asesinado en los enfrentamientos entre bandas locales y fuerzas del orden, que tuvieron lugar en Villa Zabaleta, el 7 de septiembre.

“Vinieron como si estuvieran en medio de una guerra. No mostraron orden judicial ni autorización de ningún tipo. Tampoco se quisieron identificar. Cuando un compañero pidió que se identificaran, lo pusieron contra la pared, le doblaron el brazo y quisieron detenerlo, cosa que pudimos evitar en medio de forcejeos”, ha contado un redactor de La Garganta Poderosa a Reporteros Sin Fronteras.


En Argentina –país menos violento para los periodistas que otros de la región– se ha registrado estos últimos meses un aumento de las agresiones contra profesionales de la información, especialmente en las provincias. Daniel Ortigoza, periodista y propietario de la emisora FM Imperio, en la provincia de Misiones, denunció ante Reporteros Sin Fronteras las agresiones que sufrió a manos del intendente de Puerto Esperanza, Alfredo Gruber, el 13 de septiembre, ante la presencia -pasiva- de policías.  El periodista, que tuvo que ser hospitalizado, había señalado la posible implicación del sobrino de Alfredo Gruber en el asesinato de una joven de 18 años ocurrido el año pasado.


RSF recuerda además que en Argentina se encuentra preso uno de los cuatro periodistas encarcelados en el continente: Néstor Omar Pasquini, que cumplió, el 12 de septiembre pasado, su tercer año en prisión en la provincia de Córdoba.