ARGELIA | RSF pide que se apliquen las nuevas garantías constitucionales sobre libertad de prensa

08.02.2016 13:08

 

Argelia acaba de votar el proyecto de reforma constitucional que, por primera vez, reconoce y garantiza la libertad de prensa sin censura previa de ninguna forma. Reporteros Sin Fronteras celebra esta revisión y llama a ponerla en práctica en adelante, a armonizar la legislación actual con la nueva Constitución, en línea con los convenios internacionales ratificados por el país.

 

El 7 de febrero de 2016, la Asamblea Nacional popular de Argelia aprobó el proyecto de reforma constitucional. El Artículo 41b prevé la garantía de la libertad de prensa y anula cualquier pena privativa de libertad contra los periodistas "en el marco de la ley y el respeto de las constantes y valores religiosos, morales y culturales de la Nación". Por su parte, el Artículo 41c aborda el derecho a la información y pone sus límites “en los demás derechos, en los intereses comerciales legítimos y en las exigencias de la seguridad nacional".

 

"Estas garantías constitucionales son un importante paso adelante para la ley y para la libertad de información en Argelia", afirma Yasmine Kacha, responsable de Reporteros Sin Fronteras para el norte de África. “Sin embargo, estas disposiciones no encontrarán su verdadero valor si la legislación nacional actual, incluido el código penal, no se adaptan a la nueva Constitución y a los compromisos internacionales de Argelia en materia de libertad de información y de prensa".

 

RSF señala que los límites legales, tales como atacar el Jefe de Estado, a la seguridad nacional o a los valores morales de la nación son extremadamente preocupantes debido a su imprecisión. Según el derecho internacional, la interpretación del Comité de Derechos Humanos, en su Observación general Nº 34, hace hincapié en que el Artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), ratificado por Argelia en 1989, establece que ningún medio de comunicación puede ser penalizado con el argumento de que es crrucial para el sistema político y social.

 

Por otra parte, el concepto de "intereses comerciales legítimos" que se mencionan en la reforma, no se reconoce como un límite a la libertad de expresión en el derecho internacional y plantea un riesgo real para el derecho a informar sobre cuestiones económicas.

 

Por último, si bien las normas internacionales consideran legítimas las "necesidades de seguridad nacional", el Comité de Derechos Humanos recuerda que debe aplicarse de manera compatible con el artículo 19 del Pacto, y por lo tanto, de la forma expresa fijada por la ley, de manera necesaria y proporcionada al objetivo legítimo que se persigue.

 

Argelia ocupa el puesto 119, de 180 países, en la Clasificación Mundial 2015 de la Libertad de Prensa de Reporteros Sin Fronteras índice de libertad de prensa. Más sobre este país en el INFORME ANUAL 2015 de la organización.