ARABIA SAUDÍ | Raif Badawi, premio Sájarov 2015

29.10.2015 13:45
Reporteros Sin Fronteras pide al rey de Arabia Saudí que indulte al bloguero Raif Badawi, Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia 2015. 
 
Con motivo del galardón otorgado por el Parlamento Europeo, Reporteros Sin Fronteras, cuya sección española apadrina a Badawi desde que fue encarcelado en Arabia Saudí, insta una vez más al rey Salmán Bin Abdelaziz a indultar al bloguero condenado a diez años de cárcel y 1.000 latigazos.
 
Raif Badawi, que ya recibió en 2014 el Premio Reporteros Sin Fronteras al internauta del año, obtiene ahora el Premio Sájarov que recompensa a personas y organizaciones en su lucha por la libertad de opición y los derechos humanos. Tres años después de su encarcelamiento, este joven bloguero, padre de tres hijos, sigue privado de libertad en Arabia Saudí por haber creado un foro de discusión en Internet. La justicia saudí, basada en la sharia, le condenó por ello a diez años de cárcel y 1.000 latigazos, repartidos en 20 sesiones de 50 latigazos que fueron suspendidas tras la primera de ellas por el delicado estado de salud del bloguero, pero que podrían reanudarse en cualquier momento.
 
Lejos de todas las demandas internacionales, el Tribunal Supremo de Arabia Saudí confirmó en junio de 2015 la condena impuesta a Badawi.
 
Reporteros Sin Fronteras ha pedido en numerosas ocasiones la libertad de Raif Badaiwi. Además de otorgarle el premio al internauta del año, en 2014, ha promovido una recogida de firmas online que lleva más de 50.000 adhesiones. Las secciones internacionales de la organización han escrito en una campaña conjunta a sus respectivos jefes de Gobierno -Barak Obama, Francois Hollande y Mariano Rajoy- para instarles a presionar a sus homólogos saudíes en pro de la libertad del bloguero.
 
Pero las autoridades saudíes hacen caso omiso a toda presión internacional. El rey de Arabia Saudí no tolera a la prensa libre y la represión en Internet se ha intensificado tras la Primavera Árabe de 2011. La información en la red está férreamente controlada por el régimen que no duda en usar cualquier argumento para encarcelar a internautas y en justificar la legalidad de sus actuaciones remitiéndose a la legislación contra los delitos informáticos.

 

Arabia Saudí ocupa el puesto 164 de los 180 países que conforman la actual Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa elaborada anualmente por Reporteros Sin Fronteras.