ARABIA SAUDÍ | Largas condenas de cárcel para dos defensores de los derechos humanos

08.07.2014 15:22

 

Reporteros Sin Fronteras expresa su consternación ante la noticia de que Waleed Abu Al-Khair, fundador del Observatorio de los Derechos Humanos en Arabia Saudí (MHRSA), y el activista Mikhlif Al-Shammari han sido condenados en los últimos días a 15 y 5 años de prisión, respectivamente, por llamar la atención sobre las violaciones de derechos humanos en Arabia Saudí

 

"Estos defensores de los derechos humanos están pagando un alto precio por su compromiso con las libertades fundamentales de las que se mofa el régimen saudí", declaró la asistente de investigación de Reporteros Sin Fronteras Virginie Dangles.

 

"Exigimos su liberación inmediata y la de todas las demás personas que están detenidos sólo por expresar una opinión o difundir información. Las autoridades saudíes deben respetar sus obligaciones internacionales".

 

Detenido el 15 de abril por cargos de "preparar, almacenar y transmitir información que socava el orden público", "incitación a la rebelión", "publicar información falsa con el propósito de dañar al Estado", "desacato al tribunal" y "creación de una organización no gubernamental sin permiso", Khair fue condenado el 6 de julio.

 

Además de la sentencia de 15 años de cárcel, se le prohibió viajar al extranjero durante otros 15 años tras el cumplimiento de la condena.

 

Según Human Rights Watch, que cita al MHRSA, Khair no reconoció la legitimidad del tribunal y no tiene intención de apelar.

 

La pena de prisión de cinco años impuesta a Mikhlif Shammari, originalmente dictada por un tribunal de Jeddah especializado en casos de seguridad y terrorismo nacional el 17 de junio de 2013, fue confirmada en la segunda apelación el 3 de julio. Escritor y activista muy conocido, fue condenado en relación con los numerosos artículos que ha escrito y, en particular, un vídeo que publicó en YouTube en el que dos chicas decían haber sido maltratadas.

 

Su sentencia también incluye una prohibición de escribir en los periódicos o sitios web o aparecer en medios de comunicación, y una prohibición de viajar al extranjero durante 10 años.

 

La confirmación de la sentencia de Shammari se produjo apenas una semana después  de que Fawzan Al-Harbi, uno de los fundadores de la Asociación Árabe de Derechos Civiles y Políticos (ACPRA), que supervisa violaciones de los derechos humanos en Arabia Saudí, fuera condenado el 25 de junio a siete años de prisión y una prohibición de siete años de viajes al extranjero.

 

Los cargos por los que fue condenado incluyen "preparar, almacenar y transmitir información que socava el orden público" bajo la ley el delito cibernético de marzo de 2007.

 

Como ya se informó, el 7 de mayo y en apelación, un tribunal penal de Jeddah condenó al defensor de los derechos humanos y bloguero Raef Badawi a diez años de cárcel, 1.000 latigazos y una multa de 1 millón de riales (200.000 euros) por insultar al Islam.

 

Reporteros Sin Fronteras recuerda que el 9 de diciembre de 1998, el 50 º aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Asamblea General de la ONU aprobó por unanimidad la "Declaración sobre los Derechos y Deberes de los Individuos, los Grupos y las Instituciones de Promover y Proteger los Derechos Humanos y de las Libertades fundamentales".

 

Esta declaración reconoce la legitimidad del activismo por los derechos humanos, así como la necesidad de proteger a los defensores de los derechos humanos y su labor.

 

"Toda persona tiene derecho, individual o colectivamente a conocer, recabar, obtener, recibir y poseer información sobre todos los derechos humanos y las libertades fundamentales", reza el artículo 6.

 

Arabia Saudí ocupa el puesto 164, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2014 de Reporteros Sin Fronteras y está catalogado por la organización como "Enemigo de Internet". Más  sobre la situación en el país, en el Informe Anual.