AFGANISTÁN | Michelle Lang, séptima mujer periodista asesinada en 2009

31.12.2009 16:14

"Nos sentimos conmocionados por la muerte de la reportera canadiense Michelle Lang victima, el 30 de diciembre de 2009, de la explosión de una bomba colocada al paso del vehículo del ejército canadiense en que se encontraba. En la víspera de Año Nuevo, la desaparición de Michelle Lang viene a recordar con crueldad los peligros que deben enfrentar los periodistas en las zonas de conflicto. La multiplicación de tan cobardes atentados ciegos, llevados a cabo por grupos islamistas en Afganistán, y también en Pakistán o Somalia, aumenta considerablemente el peligro de los reporteros que asumen el riesgo de cubrir los acontecimientos, lo más cerca posible", ha manifestado Reporteros sin Fronteras.

"Enviamos nuestro más sincero pésame a la familia y los colegas de Michelle Lang", han dicho Jean-François Julliard, secretario general de la organización, y François Bugingo, presidente de la sección canadiense de Reporteros sin Fronteras.

Desde el 11 de septiembre de 2001 han matado en Afganistán a 19 periodistas, de los cuales 11 eran reporteros extranjeros. Y entre ellos a cinco mujeres, entre las que se encuentran la afgana Zakia Zaki y la francesa Johanne Sutton.

El 30 de diciembre, hacia las 16 horas, cinco canadienses, Michelle Lang y cuatro soldados, murieron en la explosión de una bomba que estalló al paso del vehículo blindado en que se dirigían a Kandahar (Sur). Michelle Lang, enviada especial del diario Calgary Herald, que cumplía su primera misión en Afganistán, viajaba “empotrada” en las fuerzas armadas canadienses, cuya principal base se encuentra en la extremadamente volátil región de Kandahar.

Michelle Lang es la séptima periodista asesinada en 2009. En este año murieron asesinadas tres rusas, entre las que se encuentra Natalia Estemirova, en Chechenia. Y entre las 30 víctimas mortales de la masacre de reporteros en el sur de Filipinas, ocurrida el 23 de noviembre de 2009, había tres mujeres profesionales de los medios de comunicación.

En total, 77 periodistas encontraron la muerte, en el ejercicio de su trabajo, en 2009.

Los grupos islamistas radicales causaron la muerte de al menos 16 periodistas en todo el mundo. Así, en Somalia, donde la milicia Al-Shabaab intensifica los asesinatos premeditados y los atentados suicidas, murieron nueve reporteros, cuatro de ellos pertenecientes a la emisora Radio Shabelle, que intenta seguir informando a pesar del caos. En Pakistán, los reporteros son cada vez más objetivo de los grupos talibanes del noroeste del país. Muy recientemente, el pasado 28 de diciembre, Faheem Siddiqi, reportero paquistaní del canal Geo TV, resultó gravemente herido en el atentado suicida que tuvo como objetivo las ceremonias chiítas de la Achura.